Con la participación del rector de la Universidad Nacional de Santiago del Estero Ing. Héctor Paz, el decano de la Facultad de Ciencias Exactas y Tecnologías, Ing. Pedro Juvenal Basualdo, el defensor Adjunto de los Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes de la Provincia Dr. Luis Santucho y la intendente de la Municipalidad de la Capital Ing. Norma Fuentes, se llevó a cabo la primera reunión virtual junto a asesores técnicos de cada una de las partes, para dar paso a la creación de una mesa de gestión que lleve adelante acciones conjuntas que promuevan las buenas conductas viales en la Ciudad de Santiago del Estero, a fin de fomentar un sentido vial, la convivencia y las pautas adecuadas para la movilidad segura. Estas acciones se centran en el marco de poder reducir al máximo posible los accidentes de tránsito, sean causados por diversos motivos.
A partir de un diagnóstico de las estadísticas de fallecimientos por siniestros viales, más las generadas por la pandemia de la covid-19 en Santiago del Estero, cuyas consecuencias afectan a muchos niños, niñas y adolescentes, el Dr. Santucho impulsó este proyecto de trabajo articulado entre gobierno de la provincia, la UNSE y el municipio capitalino para promover en lo inmediato la cultura de responsabilidad vial, mediante campañas de concientización, sensibilización y fomento del interés por las buenas conductas viales desde temprana edad. Como impulsa el Municipio en los Jardines de Infantes. Además, de idear mejoras orgánicas a partir de análisis de la situación actual y del potencial crecimiento de la ciudad, atender puntos críticos del tránsito -como el acceso al Barrio Saint Germain en Avda. de Circunvalación Dr. Raúl R. Alfonsín y las cinco esquinas de Solís e Independencia-, en optimizar los recursos humanos y técnicos de cada institución y realizar estudios comparativos considerando las particularidades de la ciudad, entre otros.
La intendente, Ing. Norma Fuentes enfatizó en que se deben distinguir dos líneas de acción, por una parte, las que apunten a generar mayor responsabilidad individual, y por otra, las que desarrolle el Estado para proteger a los ciudadanos ante inconductas viales. Precisó que, en estos últimos 3 años de su gestión, incrementaron en un 23% los semáforos en la ciudad capital, como herramientas ordenadoras del tránsito. Igualmente, el aumento de lomadas en cercanías a escuelas e instituciones de masiva concurrencia. Por otra parte, la necesidad de aumentar la cartelería que señalice a los viajeros y transportistas los accesos autorizados y los desvíos. Por último, apoyando las ideas del Dr. Santucho, valorizó la importancia de una mejor comunicación con los jóvenes. Para ello, enfatizó el uso medios tecnológicos para la comunicación virtual, ante la incertidumbre que genera la pandemia para las actividades presenciales.
Por su parte, el rector de la UNSE, el Ing. Héctor Paz, ratificó el compromiso de la UNSE con la sociedad, el gobierno de la provincia y el municipio para la promoción de acciones que lleven a una conciencia vial sostenida en el tiempo. Destacó el esfuerzo que viene desarrollando la Municipalidad de la Capital en materia de circulación y transporte, y los desafíos que debe enfrentar en ordenación por el crecimiento poblacional y del parque automotor. Analizó el contraste entre lo que debe ser el cumplimiento de las normas y lo que dan como resultado las estadísticas en el comportamiento ciudadano. También se consideró aprovechar las contribuciones que brindan los trabajos finales de egresados de las carreras de ingeniería de la Facultad de Ciencias Exactas, proyectos sobre circulación y diseño de soluciones, con estudios de base y factibilidad de implementación. Por último, también supuso los frutos que generaran en un futuro la promoción de conciencia ciudadana en los niños y adolescentes.
Finalmente, el defensor Dr. Santucho expresó la idea de implementar formas creativas de comunicación, que incentiven a las buenas prácticas de los niños y niñas, en una campaña de buen trato, en una comunicación agradable y amistosa. Mencionó ejemplos de la Ciudad de Sucre, Bolivia, en donde muñecos disfrazados de cebra dirigían parte del tránsito de la ciudad, y cómo repercutía en el entusiasmo en los niños. Manifestó su interés en trabajar en la educación de los niños, niñas y adolescentes, no solo por la futura responsabilidad que tendrán, sino también porque en lo inmediato es una forma de llegar a los adultos.
Esta mesa de trabajo, estará abierta al intercambio con otros organismos que estratégicamente aporten soluciones, como las asociaciones civiles que vienen trabajando en la cuestión.
A principios de la pandemia, hubo una disminución considerable de accidentes de tránsito, por condiciones vinculadas a la baja circulación de tránsito y peatones, pero la situación cambio estos últimos meses. Santiago del Estero vuelve a tener números alarmantes de accidentes de tránsito. Con el dolor que conlleva a las víctimas, sus familiares y a la sociedad toda. La cultura de responsabilidad vial implica una práctica sostenida, no sólo ante acontecimientos muy tristes que se viralizan por las redes sociales y los medios de comunicación, que la sociedad al unisonó lamenta, sino la institucionalización de las buenas costumbres, por conciencia y conducta regular adecuada a las normas.


Rodo Claramonte