La CGT -tras su reunión presencial, en el edificio de la calle Azopardo- se respira un fuerte aroma a fastidio con la administración de Alberto Fernández.
En el documento emitido por la CGT, por ejemplo, advierten sobre la nueva fórmula de ajuste en las jubilaciones que propone el Poder Ejecutivo y que no contemplará la inflación.
“Hoy, con la pandemia en curso, con la economía empezando a moverse, con muchos sectores de actividad todavía impedidos de funcionar y con las secuelas económicas y sociales a costa, no es posible desarmar el andamiaje social y económico construido con tanto esfuerzo y garantizar que el cambio de formula de actualización jubilatoria no perjudique a los beneficiarios del sistema previsional”, planteó la central sindical peronista en su comunicado, titulado “La pandemia no terminó”.
En la CGT hacen otra crítica a la administración de Fernández. Es ideológica: “ Pone en agenda cuestiones como el aborto y la reforma judicial y no las necesidades de los trabajadores. Eso no es peronismo”.

Rodo Claramonte