La Federación de Inquilinos Nacional solicitó este lunes al Gobierno una nueva extensión del decreto que congela alquileres y suspende desalojos, que está vigente hasta el 31 de enero próximo.

En una carta dirigida al presidente Alberto Fernández, al jefe de Gabinete, Santiago Cafiero y al ministro de Desarrollo Territorial, Jorge Ferraresi, la entidad recordó que resta solo 25 días para el vencimiento del pazo y que el problema comprende a alrededor de 9 millones de personas.

El presidente de la Federación, Gervasio Muñoz, manifestó que el pedido de que el decreto 320/20 se extienda hasta fines de marzo y puso como argumento de esto a las “las consecuencias económicas de la pandemia que provocaron la reducción drástica de nuestros ingresos, sin que los precios de la vivienda disminuyeran”.

Según la Federación, la mitad del ingreso total de los hogares se destina sólo a pagar el alquiler y “en estas condiciones, el decreto firmado por el presidente de la Nación a fines de marzo y renovado en septiembre es una herramienta básica para evitar una catástrofe habitacional”.

“Es urgente que el 25% de los hogares que viven bajo techo rentado, reciban el año que comienza con la esperanza y la seguridad de no ser desalojados o hacinados en viviendas familiares”, concluyó.


Rodo Claramonte