El ministro desarrollo social de la Nación, detalló que, luego de la crisis epidemiológica, “habrá cinco rubros con los que podremos potenciar trabajo y mano de obra intensiva en los sectores más carenciado”.

El ministro Daniel Arroyo, la ayuda social, sin duda va a continuar luego de que pase la pandemia en el  país, y ratificó que actualmente la asistencia alimentaria que brinda el Estado alcanza a las 11 millones de personas, 3 más desde que empezó la propagación del virus.

Antes de la pandemia, el Estado se ocupaba de 8 millones de personas, y ahora, con la pandemia esa ayuda suma a 11 millones y, sin duda, cuando pase la crisis del coronavirus, el Estado deberá seguir asistiendo, desde lo social, afirmó Arroyo en diálogo con radio Mitre.

Frente al aislamiento social, Arroyo evaluó que tenemos ahora a los que perdieron ingresos porque no pueden hacer changas en el barrio, y también aquellos que tenían trabajos informales y que no recibían ayuda social, y allí el Estado está presente, con diferentes herramientas de ayuda, como bonos sociales y también el IFE.

En ese sentido, Arroyo dijo que “vivienda e infraestructura básica, producción de alimentos, actividad textil, la economía del cuidado de personas y el reciclado serán los rubros que dinamizarán rápidamente mano de obra intensiva y va rebotar trabajos en los sectores más pobres”.

El funcionario dijo que esa línea política ya la estamos aplicando en muchas provincias, en acuerdo con los distintos gobernadores, y aseguró que en muchos distritos ya se ven resultados muy positivos.

Asimismo, dejó en claro que esas iniciativas aún no se pueden aplicar en el ámbito del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), donde se registran la mayor cantidad de contagios, “sobre todo por el riesgo que implica el uso de transporte públicos para las personas”.

Fuente; Diario el Consenso

Mercedes