La Justicia Penal con sede en la ciudad de Frías llevó una comprometida gestión de trabajo durante 2020, que tuvo como aspecto relevante la adaptación al trabajo mediante el sistema virtual, que permitió continuar con la misión institucional asignada.Al respecto, la jueza Marta Roxana Cejas consideró que “el balance es altamente positivo, ya que pudimos brindar un servicio de Justicia eficiente durante un año excepcional y en un contexto extraordinario. Utilizamos herramientas tecnológicas que fueron impulsadas por el Superior Tribunal de Justicia, respetándose los principios de oralidad, contradicción, desformalización, buena fe procesal, celeridad y flexibilización.Desde el comienzo de la feria extraordinaria, el personal de la Oficina de Gestión de Audiencias (OGA) trabajó de manera virtual con un gran compromiso y responsabilidad, lo que permitió la realización de cuatro audiencias diarias.El trabajo fue constante, a través de la concreción de las audiencias orales, para resolver situaciones procesales de los imputados, planteos de la defensa, requerimientos de la Fiscalía o la querella.El compromiso desarrollado por todo el equipo de trabajo, compuesto por las empleadas de los dos Juzgados de Control, de la OGA y la Oficina de Medidas Alternativas y Sustitutivas (OMAS) fue muy grande e importante, lo que permitió garantizar el acceso a la justicia, especialmente en los casos de violencia contra la mujer e intrafamiliar”.Por su parte, la Dra. Gabriela Núñez de Cheble, opinó que “el teletrabajo ha llegado para quedarse. Es una excelente herramienta que nos ha servido para agilizar el servicio de Justicia y su uso debe prolongarse porque, además de la agilidad, hay una economización de recursos y aminora los riesgos a las personas del interior, que somos las que nos desplazamos hasta la ciudad capital y se reducen los riesgos personales.Desde mi punto de vista, de ningún modo va a reemplazar lo que significa el Sistema Penal Adversarial, que es realizar la audiencia pública, que es la esencia porque en la sala se produce el contradictorio tan rico que le permite a un juez, luego, tomar una decisión. Por otro lado, las personas pueden concurrir, escuchar y valorar lo que pasa en ese lugar, lo que es irremplazable. En este tiempo, hay que destacar el trabajo en equipo y debe profundizárselo, porque esa es la principal enseñanza que nos deja esta época: hay que tener la cabeza abierta y debemos ser flexibles para poder adaptarnos a los constantes cambios que nos impone la sociedad en que vivimos.Los cambios cada vez son más vertiginosos y es necesario tomar las herramientas para poderlas aprehender y hacerlo de un modo armónico, sin descuidar los aspectos personales que son tan importantes”.Cabe recordar que el Centro Judicial Frías tiene jurisdicción territorial sobre los departamentos Choya y Guasayán, tanto en materia civil como penal.

Rodo Claramonte