Las autoridades sanitarias entablaron contacto con el comandante de la aeronave y la tripulación para conocer si se había detectado algún caso sospechoso o algún pasajero había manifestado algún tipo de inconveniente.

Los aviones llegan a su posición en las mangas, el personal de Sanidad de Frontera ascendió a las aeronaves y recogió los formularios que el personal de las aerolíneas le había entregado previamente, junto a un folleto con las recomendaciones para el caso de presentar algún síntoma compatible con el virus, donde los pasajeros consignaron los datos personales, lugar de residencia y teléfono.

En ninguno de los casos, según indicaron las fuentes a Télam, fue necesario ubicar a las aeronaves en los puestos remotos, por lo que se siguió el procedimiento habitual con salida de los pasajeros por las respectivas mangas.

Los voceros explicaron que se trabajó de acuerdo al procedimiento que se estableció durante las reuniones mantenidas ayer en Ezeiza entre las autoridades de Salud y los distintos organismos que operan en la estación aérea.

La fuente apuntó que esto es una cuestión de “responsabilidad personal”, porque cada pasajero sabe si ha estado en algún lugar de riesgo, ya que hay algunos que llegan desde Brasil, por ejemplo, pero luego de haber estado anteriormente en algún país asiático donde el coronavirus está extendido.

El panorama de esta mañana en Ezeiza no presentaba diferencia a cualquier otro día, el movimiento era normal y solamente se advertía la presencia de algunos pasajeros con barbijos, aunque no en un número mayoritario.

No obstante, el personal de Sanidad de Frontera también realiza un control, aunque aún no tan exhaustivo, con los vuelos de compañías como Qatar Airways, Emirates y Turkish Airlines, que, si bien no poseen servicios directos con China u otros países de Asia, si lo tienen con escala en Doha, Dubái y Estambul, respectivamente.

En las últimas horas, Tedros Adhanom Ghebreyesus, titular de la Organización Mundial de la Salud, dijo que el mundo deberá trabajar más duro para contener la propagación del coronavirus y que debería prepararse para una “potencial pandemia”.

“Usar la palabra pandemia ahora no encaja con los hechos, pero ciertamente puede causar miedo. No vivimos en un mundo binario, en blanco y negro. No es ni lo uno ni lo otro”, aseguró el presidente de la OMS.

Y agregó: “Debemos concentrarnos en la contención, mientras hacemos todo lo posible para prepararnos para una posible pandemia”.

En Italia, la República Islámica de Irán y la República de Corea es muy preocupante”. Cabe destacar que hay más de 2.000 casos en 28 países y hasta ahora, fuera de China, hubo 23 casos mortales.

Mercedes