Según explicó Sergio Medina, se dirigió a su trabajo en el negocio dedicado a la venta de productos lácteos cuando advirtió que desconocidos habían violentado una puerta trasera, ingresando al edificio ubicado sobre avenida San Martín de la ciudad de Frías, departamento Choya.

Minutos después de las 4 de la madrugada, un hombre de 31 años denunció ante las autoridades de la Comisaría 23 que el local comercial del cual es encargado había sido víctima de un millonario robo.

Se llevaron una suma cercana a los 3 millones de pesos correspondientes a la recaudación, de acuerdo a lo que relató.

La Justicia inmediatamente actuó sobre el episodio y dar con los autores del ilícito.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: