El 15 de noviembre se conmemora el Día de la Educación Técnica, por la creación, en 1959, del Consejo Nacional de Educación Técnica (CONET).
Este organismo, que rige la enseñanza de distintas especialidades
tecnológicas y científicas en numerosas escuelas de nuestro país,
actualmente es llamado Instituto Nacional de Educación Tecnológica (INET).
La formación técnica cumple un rol fundamental en la matriz productiva de los países en vía de desarrollo, aportando mano de obra calificada para los distintos procesos que involucran la ciencia, la tecnología y la innovación. Su función y funcionalidad siempre requiere debates actuales pues son creadoras de mano de obra calificada para un mundo en constante cambio.
En un principio la formación técnica era una unidad pedagógica, organizada en 2 (dos) ciclos: una de formación común y otra de formación orientada, que respondía a las áreas del conocimiento, del mundo social y del trabajo. Con el nuevo diseño curricular establecido por el CFE (Consejo Federal de Educación), se incorporaron más espacios curriculares teórico-humanísticos o de formación general. Hoy se busca equilibrar entre las diferentes áreas o campos del saber, repartiendo la carga horaria de los marcos de homologación de forma equitativa sobre la Formación humanística, científico tecnológica y técnico específica. De esta forma la concepción de técnico no es meramente la de un obrero, sino la de otorgarle facultades que responda a fortalecerlos como personas con un sentido crítico, reflexivo y pensante.

Rodo Claramonte

Deja una respuesta