El presidente Alberto Fernández anunció el viernes a la noche la decisión de declarar como “servicios públicos” a la telefonía celular y fija, internet y la televisión paga y anticipó que las tarifas de esas prestaciones quedarán congeladas hasta el próximo 31 de diciembre.
La medida se concretará a través de un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) que se dará conocer en las próximas horas, a partir del cual se dejarán sin efecto los aumentos de los abonos anunciados por algunas de las empresas prestadoras a partir del 1 de septiembre.
A través de su cuenta en la red social Twitter, el Presidente dijo que de esta manera se están “recuperando herramientas regulatorias que el Gobierno anterior quitó al Estado”.
En tanto, horas después, el gobernador de Santiago del Estero Gerardo Zamora -también por Twitter- felicitó a Fernández “por seguir profundizando políticas de inclusión en beneficio de la sociedad”.

Rodo Claramonte