El Vaticano dio a conocer el decreto que indica que María Antonia será beata. Comienzan los preparativos en la diócesis.

El papa Francisco declaró beata a María Antonia de Paz y Figueroa, nuestra Mama Antula, lo que significa un hito en la fe de la Iglesia Católica santiagueña y argentina.
La laica venerable será declarada beata por su intercesión en un milagro que sanó a una religiosa, que sin antibióticos, no podría haberse repuesto en 1900 (ver aparte).
Según informó ayer el Vaticano, el Sumo Pontífice firmó el decreto correspondiente el jueves por la tarde, en una reunión con el cardenal Ángelo Amato, prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, en la que autorizó a ese dicasterio a promulgar diversos decretos.
Una junta médica del Vaticano reconoció el milagro en febrero pasado porque no tiene explicación para la ciencia y fue la sanación completa de una religiosa de las Hijas del Divino Salvador, congregación fundada por María Antonia.
Recordemos que el vicepostulador de la causa de canonización de Mama Antula, monseñor Santiago Olivera, obispo de Cruz del Eje (Córdoba), había informado los primeros días de febrero que la beatificación será en Santiago del Estero, el segundo semestre del año.
Por otra parte, la postuladora en Roma de la causa, Silvia Correale, señaló que la ceremonia de beatificación de “Mama Antula” tendrá lugar antes de fin de año en Santiago del Estero, y será presidida por el cardenal Amato.

El arzobispo de Buenos Aires, monseñor Mario Poli, en una misa que brindó en la parroquia Nuestra Señora de

La Piedad en Buenos Aires -donde descansan los restos de María Antonia- la había definido como una “mujer alegre en la fe y de pies ágiles”, por todas las rutas que recorrió caminando para expandir el cristianismo.

Tanto los impulsores de la causa, familiares colaterales, devotos y toda la comunidad católica santiagueña y nacional están de fiesta y comienzan a preparar lo que será la ceremonia de beatificación en la ciudad de Capital, según confirmó el obispo, Vicente Bokalic (ver aparte).

Según contaron los devotos, se espera reunir a más de 100.000 personas, como sucedió con el Cura Brochero en Córdoba.

Mercedes