Fernández será el primer jefe de Estado Argentino en realizar su relación con la comunidad Internacional en  Medio Oriente, la convocatoria corresponde a más de 30 líderes mundiales en la ciudad santa por esos días, incluido los presidentes Francés Emmanuel Macron y el presidente Ruso Vladimir Putin, con quien Fernández pretende tener un encuentro  bilaterales.

(foto archivo)

Fernández partirá mañana en un vuelo de línea, para comenzar su agenda en Israel el miércoles, cuando por la noche asista a la cena que se ofrecerá a los mandatarios llegados de todo el mundo para participar del Foro.

La ceremonia estará a cargo del “Capítulo Local de la IHRA”, conformado por los ministerios de Justicia y Derechos Humanos, de Educación y de Relaciones Exteriores y Culto, junto a instituciones de la sociedad civil.

El presidente inaugurara su agenda de viaje con una visita el Estado de Israel, el 23 de enero con el motivo de los 75 aniversarios de la liberación del campo de concentración de Auschwitz Birkenau y un foro internacional contra el antisemitismo, promovido por la Alianza Internacional para la Memoria de Holocausto, en Jerusalén.

Aparte del viaje a Israel, Argentina participará de otras conmemoraciones por la persecución hacia el pueblo Judío en Brucella la capital  política de Europa, Oswiecim, el pueblo polaco donde se hallaba el campo de concentración, a la vez organizar un acto en la cancillería.

 El embajador antes Estados Unidos y el asesor personal del presidente en política exterior Jorge Argüello, destacó que Fernández elija Medio Oriente para iniciar su agenda de relacionamiento por ser así el eje del corrimiento del poder, población y mercado en los últimos años.

El desembarco en Israel del presidente Alberto Fernández  procura despejar, todo acto de hostilidad hacia ese país y a la colectividad que profesa ese culto en la Argentina.

Mientras Fernández se ausenta del país, conducirá el poder Ejecutivo la vicepresidenta de la Nación, Dra. Cristina Fernández de Kirchner, ya comenzaron los movimientos para recibirla. A pesar de una apretada, en estos pocos días, después pretende tener una entrevista con el papa  Francisco en Roma. “la participación del estadounidense Donald Trump, todavía no está evaluado.

Mercedes