Esto sucedió en la ciudad de Frías en donde un empleado de una empresa privada, es acusado de abusar a su hija adolescente y a otros dos hijos menores. De acuerdo con la presentación, en este tiempo los hijos no perdieron contacto con su padre. Semana por medio, lo visitaban en su casa y se quedaban a dormir.

Ello se desprende de una incipiente investigación que timonea la fiscal Natalia Simoes, tras la denuncia refrendada por la ex esposa del individuo, de quien se separó dos años atrás agobiada por agresiones físicas, carencias y humillaciones verbales.

Ahora, Simoes profundizará la investigación con Cámara Gesell a la menor. El temor colectivo es que también los otros dos menores hayan sufridos abusos, ya que también habrían protagonizado episodios de angustia en sus colegios.

A %d blogueros les gusta esto: