La hinchazón facial es el primer síntoma de las paperas. Durante agosto, se registraron 20 casos por semana, diez veces más que en julio.

No se trata de dengue ni de zika. Mucho menos de chikungunya. La actual epidemia tiene un nombre mucho más conocido. El creciente número de casos registrados con parotiditis, enfermedad viral conocida como paperas, encendió las alarmas dentro del Sistema Provincial de Salud (Siprosa) debido a que durante agosto los infectados aumentaron 10 veces con respecto al mes anterior. Por eso el brote ya se considera una epidemia.

Según un informe elaborado por el Siprosa, desde la última semana de julio y durante agosto se registraron unos 20 casos por semana, cuando la media de este año no había llegado a 10 consultas. “Hemos enviado recomendaciones a todo el sistema de salud para que advierta a la población que concurra a la consulta ante la sospecha de sufrir síntomas de parotiditis”, dijo Alejandro Ramírez, subdirector de Infectología del Siprosa.

Los síntomas

El Ministerio de Salud de la Nación considera a las paperas como una enfermedad de origen viral, que se transmite de persona a persona a través de las secreciones que elimina una persona enferma al hablar, toser o estornudar o bien por contacto directo con cualquier objeto contaminado con estas mismas secreciones. Se estima que el período de incubación se puede extender de 12 a 25 días y el tratamiento es paliativo, principalmente para calmar los síntomas, sobre todo la hinchazón facial. También provoca fiebre, dolor de cabeza, cansancio y falta de apetito.

Los primeros síntomas comienzan en la garganta y pueden seguir por la cabeza y el resto del cuerpo. Las paperas, como se conoce al cuadro de parotiditis, tiene origen viral, es muy contagiosa y no tiene tratamiento. Al transmitirse por el contacto con saliva infectada, las posibilidades de contagio son altas.

Recomendaciones

Los expertos en salud recomiendan:

1) Lavado de manos con agua y jabón.

2) Evitar el contacto con personas susceptibles y mantener los ambientes ventilados.

3) No compartir cubiertos a la hora de comer y limpiar las superficies que se tocan con frecuencias con agua y jabón (picaportes, juguetes, mesas).

4) Aislamiento: de tipo respiratorio de casos sintomáticos y hasta los 9 días a partir del inicio de los síntomas: excluir de escuelas.

5) Revisar carnet de vacunas y asegurar esquemas completos, en especial en grupos de personas que comparten dormitorios o están en condiciones de hacinamiento: cárceles, escuelas, fuerzas armadas, contingentes que asisten a eventos sociales y/o deportivos.

Por Mercedes