Todos juntos, se acercaron para saludar a su gran capitán. Con Oscar Ruggeri a la cabeza, otros de los personajes que pasaron por la Casa Rosada en horas de la madrugada fueron Jorge Burruchaga, Sergio Batista, Oscar Garré, Ricardo Giusti y Luis Islas –la cabeza gacha, la mirada perdida- para darle el último adiós a Diego. Unas de la imagen que genera impacto fue ver algunos de los jugadores campeones del mundo en México del 86.

El féretro con los resto del Diego llego pasada la 1.30hs  proveniente desde la casa velatorio ubicada en el barrio de La Paternal, para ubicarlo en el Salón de los Patriotas Latinoamericanos, el mismo lugar donde fue velado el ex presidente de la Nación Néstor Kirchner hace una década, fue cubierto con una bandera argentina y una camiseta de Boca.

Las primeras en arribar a Balcarce 50 fueron Claudia Villafañe, su ex esposa, junto a Dalma y Gianinna, dos de sus hijas. Más tarde se hicieron presentes en la casa de Gobierno Verónica Ojeda, otra de sus ex parejas, junto con Dieguito Fernando, el hijo más chico de Maradona. Lo mismo sucedió con Jana, otra de las descendientes del 10. También estuvieron sus hermanos y hermanas. El que no podrá despedirlo en persona será Diego Maradona Jr. que está en Italia, internado porque contrajo coronavirus. Este grupo familiar estuvo compuesto por las hermanas y hermanos del emblemático Diez.

Por la muerte del 10 argentina conmoción en el mundo. Por su desaparición física, el Gobierno nacional decretó tres días de duelo nacional y sus restos ya son velados en el interior de la Casa Rosada para que todos sus seguidores puedan darle el último adiós. Pero antes de que comiencen a desfilar miles y miles de fanáticos de toda la vida del histórico

Otro de los ex compañeros que participó de la ceremonia para los íntimos fue Sergio Goycochea, el inolvidable arquero que fue el héroe del seleccionado de Carlos Bilardo en Italia 90. Víctor Galíndez, el histórico masajista que acompañó al equipo durante la dirección técnica del Narigón Bilardo, también fue parte de la despedida para los íntimos. Guillermo Coppola, su histórico representante que lo acompañó durante tantos años, estuvo en la Casa Rosada para darle el último adiós a su amigo.

Uno de los que también pasó a despedir a quien fuera su entrenador en el Mundial de Sudáfrica 2010 fue Javier Mascherano. El Jefecito, que hace pocos días anunció su retiro del fútbol profesional, estuvo en esta ceremonia íntima junto a Maxi Rodríguez, Kily González y Gabriel Heinze.

Todos juntos, se acercaron para saludar a su gran capitán. Con Oscar Ruggeri a la cabeza, otros de los personajes que pasaron por la Casa Rosada en horas de la madrugada fueron Jorge Burruchaga, Sergio Batista, Oscar Garré, Ricardo Giusti y Luis Islas –la cabeza gacha, la mirada perdida- para darle el último adiós a Diego. Unas de la imagen que genera impacto fue ver algunos de los jugadores campeones del mundo en México del 86.

También pasaron a saludar a la familia el cantante Luciano Pereyra, el actor Nito Artaza junto a su pareja Cecilia Milone y Marcelo Tinelli, el conductor y actual presidente de San Lorenzo y la Liga Profesional, que estuvo acompañado por sus hijas.

Una de las presencias que más llamó la atención en la despedida para los íntimos fue la de Rafael Di Zeo; el histórico líder de la barra brava de Boca, apareció por la Casa Rosada junto a La 12 e ingresó a darle su último adiós a Maradona.

El mundo llora por Diego Maradona. Uno de los lugares icónicos de la Argentina oficia como el escenario de una despedida que será recordada durante todas las épocas.

Mercedes