“El objetivo es que en abril todos los jubilados reciban un aumento”, dijo el mandatario en una entrevista con C5N, agregó que “es posible que los que están más abajo (jubilaciones menores) reciban un adicional”, y explicó que en esa línea están “trabajando” desde el gobierno nacional.

“Los adicionales son sumas fijas, y eso nos permite controlar un poco más el gasto público y los efectos fiscales de estos aumentos”, señaló el mandatario argentino, y destacó que “Argentina tiene que crecer, pero las cuentas públicas deben ordenarse”, pero ratificó que “los jubilados van a tener el auxilio primero”.

No obstante, aclaró que “no quiere llevar adelante” la “misma política de Cambiemos” respecto de la “denuncia permanente”. “Y menos voy a permitir que se inventen causas contra opositores”, enfatizó.

Fernández se refirió a la investigación del fiscal federal Gerardo Pollicita sobre el hallazgo de un sobre con 10 mil dólares en una oficina de un exfuncionario del Ministerio de la Producción de la administración del ex presidente Mauricio Macri, a partir de una denuncia del actual titular de la cartera, Matías Kulfas.

Ante el viaje del ministro de Economía Martín Guzmán a Nueva York, donde transmitirá la voluntad de pago ante el inminente inicio del proceso de reestructuración de deuda, el sostuvo que el país necesita una “definición medianamente rápida” en ese sentido.

Por otro lado, Fernández hizo un llamado de atención sobre los gobernadores que “fueron inducidos” por el gobierno de Mauricio Macri a endeudarse en dólares y “muchas provincias creyeron que era una buena alternativa, pero ahora terminó siendo una enorme trampa”.

“Fue una deuda perversa, no sólo por la tasa, sino porque era un deuda que se tomaba y se asumía y se tomaba el compromiso de pagarla en muy corto plazo, y ahora caen las obligaciones y no hay cómo cubrirlas”, planteó el mandatario.

Mercedes