En declaraciones radiales, Fernández resaltó el hecho de que “Maradona empezó en Argentinos Juniors, que es el equipo de mis amores y terminó su carrera como técnico de Gimnasia, que es el equipo de Cristina”.

Al comentar cómo fue ayer el diálogo que mantuvo con Claudia Villafañe, la exmujer de Maradona, el Presidente afirmó que “lloraba mucho y traté de tranquilizarla y simplemente le dije que estaba a disposición”.

“Le ofrecí la cancha de Argentinos porque allí nació Diego al fútbol y la Casa Rosada, y ella dijo que había hablado con sus hijas y que ellas creían que a Diego le hubiera gustado la Casa de Gobierno y así se hizo”, manifestó en relación al diálogo sobre dónde se velarían los restos.

“Claudia siempre ha sido una mujer extraordinaria, que más allá de la suerte que corrió su matrimonio con Maradona, ha tenido siempre un gran amor por Diego”.

En declaraciones radiales, Fernández afirmó que “nadie tiene noción de lo que Maradona fue”, y remarcó que recibió llamados “de todo el mundo, desde Pedro Sánchez, (Emmanuel) Macron, (Inacio) Lula (Da Silva), Pepe Mujica, solidarizándose con la pérdida de alguien que llenó de felicidad a mucha gente”.

“En uno de los llamados me preguntaron cuál sería para mí el epitafio para Maradona y yo decía que la única palabra que me cabe es gracias. No sé cuántas personas tienen posibilidad de sólo darle felicidad al pueblo, y Maradona sólo nos hizo felices”, indicó el Jefe de Estado.

“Lo mejor de Diego es que era un hombre absolutamente genuino, no era un hombre impostado, era un hombre genuino que expresaba todo con la fuerza con la que jugaba al fútbol, defendía lo que quería, maltrataba lo que odiaba. Eso era Maradona en estado puro”, finalizó el Presidente.

Afirmó: “Dudo que volvamos a ver a otro jugador como Maradona en todo sentido, no solo por sus cualidades técnicas, sino también por ese coraje, esa fuerza, esa garra, que siempre puso cada vez que se puso la camiseta que tenía que defender. Un jugador excepcional que a los argentinos solo nos dio alegrías”.

Breve conclusión de la editorial; cooperativas y mutuales en acción. El amor a Maradona no es sólo argentino. El Sur de Italia guarda un sentimiento semejante. Aquellas ligas que ganó el Nápoles al final de los ’80 supusieron también una alegría en las gentes que iba más lejos del fútbol. La Italia pobre vence a la rica de la mano del genio argentino… Es éste otro de los puntos clave de la figura de Maradona.-

En lo futbolístico, el mejor jugador de la historia levantaba a los aficionados de sus asientos con sus gambetas. Sus carreras sorteando contrarios eran un precioso baile. Su toque de balón en mi opinión aún no lo ha igualado ningún otro futbolista. Su creatividad, pase al hueco… Sus centros hacían una curvatura dificilísima de defender para los centrales. Goleador sin ser delantero. Preciso en sus lanzamientos de falta… En fin, el mejor que yo he visto, era imposible parar su fútbol.-

Pero hay mucho más para que  El Diego haya trascendido del modo en que lo hizo, incluso más allá del fútbol.-

Una fecha está marcada en rojo. Fue una batalla contra los ingleses. Uno de los partidos más importantes de la historia del fútbol enfrentó a argentinos e ingleses en cuartos del Mundial de México ’86.

Mercedes