El incremento en las jubilaciones y asignaciones familiares, influirá en los alquileres y en aportes de los monotributistas que abonan mensual, a través del reajuste que sufrirá en diciembre, según la ley de creación al impuesto integrado.

El artículo 52 del anexo de la Ley 24.977 de Monotributo, establece que los montos máximos de facturación, los montos de alquileres devengados y los importes del impuesto integrado a ingresar, correspondientes a cada categoría de pequeño contribuyente, así como las cotizaciones previsionales, se actualizarán anualmente en enero en la proporción de las 2 últimas variaciones del índice de movilidad de las prestaciones previsionales, según el blog del contador.

Las actualizaciones trimestrales de este año, los topes para permanecer en el régimen pasarán de unos $1.739.261 a $ 2.278.780,55 para quienes presten servicios y de $2.608.892 a $3.418.170 para quienes vendan cosas muebles,  la cuota mínima se incrementará de $1.955 a $2.562 para todos y la máxima de $9.450 a $12.383 para locadores y prestadores de servicios (categoría H) y de $14.716 a $ 19.280 para quienes tengan actividad de comercio (categoría K). Crecerá el porcentaje en el precio máximo unitario de venta en caso de quienes tengan como actividad la venta de cosas muebles pasando de $29.115 a $38.147, precisa el consultor tributario Marcos Felices.

El anuncio sobre el 5% de incremento en diciembre en las jubilaciones y asignaciones familiares, influirá también en los parámetros de facturación y alquileres y en los importes de las cuotas que abonan mensualmente los monotributistas, los que sufrirán un alza del 31% a partir de enero.

Mercedes

Deja una respuesta