El funcionario nacional se retiró del centro médico a las 12:35 y saludó a los periodistas que se encontraban aguardando.

El ministro de Salud de la Nación, Ginés González García, recibió este mediodía el alta médica y abandonó el Sanatorio Otamendi, luego de haber pasado la noche allí por una “parestesia distal del miembro superior izquierdo”.

Ginés reveló también que tras si internación, recibió el llamado del presidente Alberto Fernández y de la vicepresidenta Cristina Kirchner, así como de muchos colegas del gabinete nacional. También contó que habló con el presidente de Chile, Sebastián Piñera.

Habida cuenta de su buena evolución, el ministro dijo que continuará con sus tareas laborales diarias, y adelantó que esta misma tarde se dirigirá a su despacho en el Ministerio de Salud.

“Me siento muy bien. Voy a seguir activo. El país está como está y todos los días uno tiene que hacer todo lo que puede, y más teniendo el honor de estar en un cargo como el que tengo yo. Tengo un buen equipo”, sostuvo el titular de la cartera sanitaria, quien destacó que le “hicieron muchísimos estudios”.

Asimismo, explicó que no hubo necesidad de que lo sometieron a un hisopado para determinar si tenía coronavirus, ya que no poseía síntomas compatibles con la enfermedad: “No había ninguna razón para hacerlo”.

En este sentido, el ministro aseguró que el Gobierno tiene “controlada la situación” epidemiológica frente a la pandemia de coronavirus, a la vez que consideró que el pico de casos podría registrarse para principios del próximo mes.

“El coronavirus entró en el lugar peligroso como son los barrios vulnerables. Eso naturalmente expande la casuística. Pero creo que tenemos controlada la situación”, sostuvo el funcionario nacional. Y agregó: “Me parece que el pico va a estar en la segunda semana de junio”.

Mercedes