Sin turismo y con las actividades de ocio y entretenimiento limitadas o restringidas por la pandemia de coronavirus, desde marzo los feriados tienen otro sabor. El COVID-19 impide que los argentinos planifiquen una escapada de fin de semana o alguna actividad grupal en familia o con amigos. Los feriados los últimos meses se limitaron a solo una jornada de descanso. Un día más en nuestras casas.
En este contexto el próximo lunes 12 de octubre se conmemora el Día del Respeto a la Diversidad Cultural, fecha en la que Cristóbal Colón llegó al continente americano en 1492.
Ahora bien, según el cronograma elaborado por el Ministerio del Interior, el 12 de octubre figura como “feriado trasladable”, sin embargo no lo será: tendrá efecto ese mismo lunes.
El interrogante surge de acuerdo a lo sucedido un año atrás. En 2019, el Día del Respeto de la Diversidad Cultural cayó sábado, pero en aquella oportunidad el Gobierno designó el lunes 14 como “Día no laboral con fines turísticos”.
Esto implicó que cada empleador definió si los trabajadores pudieron gozar de un día libre o no. Así lo establece el artículo 167 de la ley de Contrato de Trabajo: “El trabajo será optativo para el empleador, salvo en bancos, seguros y actividades afines, conforme lo determine la reglamentación”.
“En caso de optar el empleador como día no laborable, el jornal será igualmente abonado al trabajador”, agrega la norma, que establece que se abonará como cualquier otro día de trabajo.
Normalmente, en el sector público no suele haber actividad en los días no laborables. Un ejemplo del día no laborable son los jueves santos en abril, fecha en la que algunas personas no trabajan y otras mantienen sus obligaciones como cualquier otro día.
A mediados de julio, en medio de los momentos más estrictos de la cuarentena, se propuso convertir los feriados que quedan de 2020 en días no laborables para atenuar el impacto de la pandemia en la actividad económica. Sin embargo, nunca fue tratado en el Congreso de la Nación.

Rodo Claramonte