El Gobierno analiza brindar un tercer pago del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), la asistencia de $10 mil que cobran los sectores de menores ingresos y los más afectados por el aislamiento social, preventivo y obligatorio por coronavirus.

La directora ejecutiva de la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES) María Fernanda Raverta dijo que estudian “como darle continuidad” a la asistencia para las familias “que la están pasando realmente mal”. Actualmente se realiza el segundo pago de la ayuda, que alcanzará a nueve millones de personas.

Adelantó que estudiarán “cómo sigue la modalidad de ayuda” para los grupos más vulnerables, que sufrieron el mayor impacto de la crisis económica por el efecto de la cuarentena.

El IFE permite elegir el medio de cobro, y el cronograma se determina por terminación del DNI. Raverta dijo en Radio Rivadavia que el objetivo es “no romper ningún protocolo de salud”, después del descalabro en abril pasado por las aglomeraciones de jubiladospara cobrar su prestación.

Cobrarán los $10.000 los que percibieron o terminaron de recibir el primer pago en la primera semana de junio. También aquellos que entraron por la ventana del reclamo, porque la ANSES no tenía sus datos de empleo, estado civil o ingresos actualizados. Esos casos están en proceso de resolución. Mientras que quien no inició el reclamo por el primer IFE quedó afuera del segundo.

Raverta dijo además, en relación a la reapertura de Unidades de Atención Integral (UDAI) durante el aislamiento, que hay zonas donde es más fácil hacerlo como en el interior, en lugares donde no hay circulación comunitaria de COVID-19.

Adelantó que en breve volverán a funcionar todas las dependencias en el conurbano bonaerenseuno de los territorios más afectados por el virus. Explicó que se tomarán todas las medidas de seguridad para reducir la posibilidad de contagios.

Mercedes