María Estela Vivas, vivió siempre entre las paredes de un rancho precario, en la calle Castelli al 1900, del Barrio San Martín. Los 40 años que su familia habitó el rancho, fueron de penurias por las inclemencias del tiempo, fríos y calores extremos, lluvias, tormentas, pero también por las incomodidades en las que les tocaba vivir.

Hace un tiempo atrás, María Estela, presentó una nota a la Gobernadora de la provincia, Dra. Claudia de Zamora y al Senador Dr. Gerardo Zamora, pidiéndola asistencia y ayuda para poder salir de tan penosa situación.

El pedido no se hizo esperar, y pronto desde el gobierno provincial se hizo todo para construir un módulo habitacional, en el terreno de Doña Amalia del Valle Vivas, mamá de María Estela, quien cedió parte de él, para que su hija y sus nietas, puedan acceder a una vivienda digna.

Es así como ahora María Estela, tiene su vivienda completa, con dos habitaciones, baño y cocina instalada, y comedor, todas con piso cerámico.

María Estela, dijo muy emocionada, “estoy profundamente agradecida a la Sra. Gobernadora Dra. Claudia de Zamora y al Senador Dr. Gerardo Zamora, por cumplir con el sueño de vivir bajo un techo digno, que le cambia la vida a mis hijas”. Casi al borde del llanto María Estela, remarcó “agradezco de todo corazón, porque jamás imaginé poder estar viviendo así, en una casa tan linda”.

Por su parte, la Sra. Amalia Vivas, dijo que en los “años que tengo, nunca recibí ayuda. Ahora esta bella casa para mi hija me demuestra que el gobierno de la Dra. Claudia y del Dr. Zamora, es muy distinto. Ellos han cambiado por completo a la provincia, haciendo de esta un destino turístico y acordándose de barrios olvidados. Gracias a Dios, porque les toco el corazón a ellos y a toda la gente de su gobierno, para que hoy nosotras estemos disfrutando de esto. ¡Gracias, gracias, gracias!”, señaló muy emocionada Amalia.

Mercedes