El gobierno nacional confirmó que la Argentina adquirirá 25 millones de dosis de la vacuna rusa contra el coronavirus Sputnik V. Alberto Fernández hizo declaraciones a la agencia SputnikNews y adelantó que los primeros 10 millones llegarán al país en diciembre y las restantes en los primeros días de enero.
La semana pasada, la secretaria de Acceso a la Salud de la Nación, Carla Vizzotti, había viajado de forma secreta a Rusia para informarse sobre la Sputnik V, patentada en ese país a mediados de agosto pasado.
En el Ejecutivo admitieron que ese viaje era para iniciar los trámites de adquisición y que de la Cancillería rusa contactaron a la Argentina para saber si estaba interesada en contar con las dosis: “Los resultados fueron muy buenos porque el nivel de desarrollo es muy avanzado. Por lo que nos dicen están culminando la fase tres. Estarían en condiciones de darnos 10 millones de dosis, de las dos dosis, en diciembre y en los primeros días de enero 15 millones de dosis más. Eso nos permitiría vacunar a los sectores que están en riesgo en la Argentina”.
Según explicaron, a partir de ahora cada paso que se da con la Sputnik V se le notifica a la Argentina (a la ANMAT), además de a la autoridad de aplicación rusa y a la OMS: “Estamos con muy buenas expectativas. Muy esperanzados”.
Con respecto al precio, aún se está discutiendo pero, aclararon en Casa Rosada, “está en el promedio de lo que proponen otras vacunas del mundo”.
El propio Alberto Fernández les dijo a sus colaboradores que de avanzar la vacuna él se la daría. También confesó que le ofrecieron una dosis de otra de las empresas que la están desarrollando pero que eligió no dársela porque no le parecía justo que él se vacune y otros no.
El objetivo del Gobierno es conseguir las dosis lo antes posible para evitar que en la Argentina ocurra un rebrote de contagios luego del verano, como sucede actualmente en algunas regiones de Europa.
El ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, respaldó esta mañana el viaje de Vizzotti a Rusia: “Es muy valioso el viaje que ha hecho la delegación argentina. Hay que trabajar con todos los fabricantes y gobiernos para tener acceso. Cuando sepamos el resultado de la fase 3 para saber cuál es más eficaz y segura, tener los lazos, contratos y relaciones con los fabricantes es esencial y por eso con la prudencia de que aún no están las fases 3 publicadas me parece tremendamente relevante el viaje y festejo que el gobierno esté trabajando con las distintas posibilidad de compra”.
La vacuna Sputnik V fue desarrollada por el Centro de investigaciones epidemiológicas y microbiología Gamaleya y se encuentra en la fase 3 de los ensayos clínicos. De hecho, ya pidieron ante las autoridades de la Organización Mundial de la Salud (OMS) la preclasificación de su vacuna contra el nuevo coronavirus SARS-CoV-2, un paso clave para obtener la aprobación mundial para su distribución y utilización.
Como se publicó en la prestigiosa revista médica The Lancet, el 100% de los adultos sanos participantes en los ensayos clínicos de Fase I y II de Sputnik V demostraron una fuerte respuesta inmune frente al SARS-CoV-2. Se llevarán a cabo más investigaciones para validar esos resultados, mientras que la Fase III se está llevando a cabo en Rusia y en otros países.
Creada de forma artificial, sin ningún elemento del coronavirus en su composición, esta vacuna se presenta en forma liofilizada, es decir, como un polvo que se mezcla con un excipiente para disolverlo y luego administrarlo por vía intramuscular.


Rodo Claramonte