La asesora presidencial Cecilia Nicolini lo manifestó, aunque admitió que hay demoras en la entrega de las dosis, sostuvo que no se interrumpirá el plan de vacunación.

En declaraciones radiales, Nicolini aseguró que “Argentina tiene ya una cantidad significativa de vacunas adquiridas, son más de 60 millones de dosis”. Asimismo, a continuación admitió que “efectivamente hay una demora en términos de la entrega y la producción de las dosis”.

Dijo que, ante la falta de nuevas dosis, analizan cómo redistribuir las vacunas para cumplir el plan. Por otro lado, manifestó que “Argentina es uno de los países prioritarios para (el centro) Gamaleya, nos garantizaron que vamos a seguir recibiendo vacunas (Sputnik V) para no cortar con el plan de vacunación“. También reconoció la complejidad de la situación ya que todos los países del mundo están intentando acceder a la vacuna contra el coronavirus.

Al respecto confirmó que Argentina “tiene los 30 millones de dosis de la (vacuna) Sputnik V, que comenzó a entregarse en el mes de diciembre”, y dijo que esperan recibir más dosis “durante los meses de febrero y marzo”.

Nicoloni informó que se firmó el mecanismo COVAX, que su objetivo es acelerar el desarrollo y la fabricación de vacunas contra la COVID-19 y garantizar un acceso justo y equitativo a ellas para todos los países del mundo, según explica la Organización Mundial de la Salud (OMS). “También firmamos el mecanismo COVAX, que son 9 millones de dosis, y estamos en diálogo constante con la vacuna de Sinopharm, CanSino (Biologics Inc), con Moderna”, indicó Nicolini, quien estima que llegará el primer semestre del año.

“Esperamos que en el mes de marzo empiecen a llegar, pero está sujeto a la disponibilidad y a que nos vayan confirmando el calendario”.

Mercedes