El gobernador Gerardo Zamora mantuvo este martes un contacto por videoconferencia con el presidente Alberto Fernández, durante el cual se reactivó la segunda etapa de la obra del azud derivador de Cruz Bajada, y enlace al canal de Dios sobre el Río Salado en el Departamento Copo.
El primer mandatario destacó la importancia de esta obra para el sector agrícola y ganadero de esa zona de la provincia, así como de su incidencia en mejorar el sistema de aguas potable para más de 250 mil habitantes. Junto al gobernador, estuvo el ministro de Obras Públicas, Agua y Medio Ambiente, Argentino Cambrini.
Zamora recordó que durante el gobierno nacional anterior “cayeron las licitaciones y en el 2016 se hizo un nuevo convenio según el cual los fondos aportados por la provincia serían del 30%, completándose con un 70% que aportaría Nación. “El Gobierno Nacional no cumplió y se paralizaron las obras. Ahora, gracias a la gestión del ministro Gabriel Katopodis, pudimos poner en funcionamiento estas obras”.
“Estamos muy contentos. Esta obra tiene un alto impacto y esperamos la última parte porque de esta manera vamos a mejorar todo el sistema de agua potable de más de 250 mil habitantes y del sistema de ganadería y agroindustrias. Significara un antes y después para Santiago del Estero”, consideró.

Rodo Claramonte