El Fondo Verde para el Clima aprobó US$ 82 millones para un nuevo proyecto de lucha contra la deforestación y el manejo sostenible de los bosques/
Los fondos fueron otorgados bajo el pago basado en resultados REDD+ gracias a que el país logró disminuir sus emisiones de gases de efecto invernadero en el período 2014-2016, alcanzando una reducción total de más de 165 millones de toneladas de CO2 equivalente a partir de la deforestación evitada en las regiones del Parque Chaqueño, en la Selva Tucumano Boliviana, en el Espinal y en la Selva Misionera. La Argentina ha ofrecido una porción de 18 millones de toneladas CO2 de dichos resultados al FVC, a través de FAO como Entidad Acreditada, a partir de los cuales se ha aprobado dicho financiamiento.
Esto contribuirá a promover la integración intersectorial e impulsará el establecimiento de 7 cuencas forestales sostenibles que alcanzará a 7000 familias de productores, comunidades y trabajadores y trabajadoras de la madera y servicios forestales; 95 planes integrales de manejo comunitario y 92 planes de manejo de bosques con ganadería integrada que beneficiarán en forma directa a 2900 familias de comunidades locales e indígenas; y se implementarán 6 planes estratégicos de prevención de incendios a nivel provincial
Los US 82 millones aprobados serán utilizados por un proyecto de seis años que contribuirá a que la Argentina avance en la implementación del Plan de Acción Nacional de Bosques y Cambio Climático, su estrategia nacional REDD+, para alcanzar sus metas del Acuerdo de París y hacia el desarrollo sostenible del país, de las comunidades locales, de las mujeres rurales y de los pueblos originarios, que viven y dependen de los bosques. A través del proyecto se pondrán bajo manejo sostenible 4.5 millones de hectáreas de bosques nativos, lo que representa un 8.5% del área total de bosques del país.
Este logro ha sido posible gracias a los esfuerzos del país en la implementación de políticas que permitieron reducir emisiones, como la Ley de Bosques (N° 26.331) y el Proyecto Bosques Nativos y Comunidad, junto con el apoyo específico de FAO y el acompañamiento sostenido de iniciativas como el Programa Nacional ONU-REDD, el Fondo Cooperativo para el Carbono de los Bosques (FCPF), apoyos que fueron clave durante los últimos seis años para poder cumplir con todos los elementos del Marco de Varsovia para REDD+. Dichos esfuerzos fueron de gran relevancia para dar lugar a este proyecto que cuenta y será implementado con el involucramiento activo de las comunidades mencionadas, en colaboración con la sociedad civil y agencias estratégicas en el país como el PNUD y PNUMA.
El nuevo proyecto será ejecutado en forma conjunta por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación y la FAO, y se encuadra dentro del recientemente firmado Marco Estratégico de Cooperación del Sistema de Naciones Unidas para el Desarrollo (Mecnud)
El 72% de los fondos serán destinados a inversiones a nivel local que impulsarán el manejo forestal territorial y la restauración de bosques, el uso sostenible de los productos forestales madereros y no madereros, la mejora de la prevención y respuesta temprana a incendios forestales, aumentarán las oportunidades económicas y sociales a través de la diversificación de los medios de vida y la exploración de oportunidades de mercados, promoverá prácticas ganaderas sostenibles que resguarden los bosques nativos, así como el diálogo intersectorial y fortalecimiento de la gobernanza forestal.
En este sentido, el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación, Juan Cabandié, expresó, “estamos muy contentos por este logro, resultado de 10 meses de preparación por parte de los equipos técnicos. Este proyecto contribuye a nuestra visión estratégica de detener la deforestación, acompañar el desarrollo de las comunidades campesinas e indígenas, prevenir y controlar los incendios forestales y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero para frenar el calentamiento global. Como ha sostenido el presidente Alberto Fernández, en nuestro gobierno la lucha contra el Cambio Climático es una política de Estado. Argentina es uno de los países que más redujo sus emisiones por deforestación, presentó una propuesta robusta, anclada en una mirada inclusiva, democrática y sin deforestación sobre el desarrollo territorial. Lograr este reconocimiento nos alienta y motiva a redoblar nuestros esfuerzos”.
En la misma línea, Carmelo Gallardo, Representante Ad Ínterim de FAO en la Argentina remarcó que, “este proyecto es un gran impulso para contribuir a la reducción de las emisiones de la deforestación y la degradación forestal además de fortalecer las economías y los medios de vida de las comunidades que viven y dependen de los bosques en el país”.
La iniciativa destinará el 28% de los fondos al fortalecimiento de las capacidades técnicas de las instituciones a nivel provincial y nacional para el monitoreo, control y vigilancia de los bosques, permitirá mejorar la contabilidad y registro de emisiones reducidas, así como las capacidades técnicas en materia de sistema de monitoreo forestal, inventario de gases de efecto invernadero y salvaguardas sociales y ambientales, también contribuirá con los procesos de revisión de la Contribución Nacional Determinada NDC y desarrollo de la estrategia de largo plazo baja en emisiones. También se implementarán programas de extensión forestal, generación de conocimiento sobre las dinámicas de los bosques y se financiará un programa de apoyo a mujeres rurales de los bosques.

Rodo Claramonte

Deja una respuesta