Aquellos que día a día, semana a semana, caminan por diferentes supermercado buscando precios, o se llegan hasta el almacén de su barrio, se dan con la continua alza de los precios en los productos esenciales.

Las fuertes subas de productos de consumo masivo durante noviembre avanzaron un 4,3 por ciento pese a la baja de las ventas, indicó un informe privado.
“El alza de precios se da en un contexto en el que el consumo masivo continúa cayendo”, indicó el análisis elaborado por la consultora Focus Market. Consideró que “todas las familias de productos presentan crecimiento en el acumulado del año con excepción de bebidas”.
Evaluó que los precios “continúan al alza” a pesar de un contexto en el que el consumo masivo arrojó una caída del 4%.
Dentro de los artículos que más subieron en noviembre frente a octubre se encuentran el aceite y carnes con 9,8%, jugos líquidos, aguas saborizadas y salchichas con 6,6%.
Luego se ubicaron los snacks con 5,8%, pan con 5,3%, té con 4,6%, galletas con 4,6% y aguas saborizadas con gas con 4,5%.
En la comparación con noviembre del año pasado lideraron los aumentos el aceite con 75,3%, yerba con 74,3% y azúcar con 66,9%.
Siguieron los huevos con 63,8%, el arroz con 62,4%, el té con 55,5%, conservas con 54,6%, enlatado de pescado con 52%, pan con 51,8% y puré de tomate con 50,3%.
El informe destacó que “la nota llamativa” fue la baja de precio promedio ponderado de algunas categorías como pañales (-6,2%), filos (-5,6%), chocolatados (-1,6%), detergente para ropa (-1,5%), puré (-1,5%), manteca (-1,5%), (flanes -0,9%), tapas de empanada (-0,8%), crema de leche (-0,5%) y pre-mezclas (-0,5%).
La consultora señaló que se tomaron en cuenta 682 productos de diferentes marcas y presentaciones para calcular en el sondeo la evolución de precios de noviembre del año pasado frente al mismo período de 2020, así como también medir la variación mensual.

Rodo Claramonte