La Oficina de Protección a las Víctimas de Violencia Familiar y de la Mujer (OVFyM), es un organismo encargado de brindar una atención integral y contención las 24hs, a las víctimas de violencia familiar o de género.
En relación al trabajo desenvuelto por el organismo durante el este año, la Coordinadora del organismo, Dra. Eugenia Hernandez manifestó que, “fue un año complejo, distinto y nuevo, donde no se nos dio tiempo a organizarnos, dado que la noticia de la pandemia y el aislamiento fue tan repentina, que toda nuestra actividad fue organizándose sobre la marcha”.
“Sin embargo, el organismo en ningún momento dejó de brindar atención a las personas que lo solicitaban, y progresivamente se fue mejorando el servicio, que tuvo que adaptarse al sistema de la virtualidad y la atención telefónica para la recepción de relatos”.
Por medio de esta nueva modalidad, la oficina ingresó un total aproximado de 650 legajos, de los cuales, en algunos casos los denunciantes contaban con patrocinio legal, mientras que en la mayoría de los casos restantes, fueron patrocinadas de forma gratuita por las Defensorías Civiles tanto de Capital, Banda y del interior de la provincia, logrando de esta manera un verdadero acceso a justicia.
Sin embargo, ya sea por el trabajo de letrados o defensores Civiles, se logró la derivación de todas las denuncias a los organismos jurisdiccionales pertinentes, donde se tomarían las medidas correspondientes a cada caso.
La profesional explicó que a comparación años anteriores, el número de legajos que ingresaron al organismo se redujo y esto estuvo vinculado al hecho que, al imponerse las medidas de aislamiento social obligatorio, la mayoría de las personas tenían miedo de exponerse al virus o no sabían cómo actuar, sin embargo cuando se dieron a conocer los números oficiales para realizar las denuncias, los casos comenzaron a crecer.
“Todo este complejo proceso, se realizó de forma presencial reducida y remota, dando cumplimiento a las medidas de seguridad implementadas por el Superior Tribunal de Justicia y generando una nueva forma de trabajo para los empleados que tuvo sus ventajas y desventajas”.
“En cuanto a las ventajas, es posible decir que este sistema brindó mayor facilidad y rapidez en nuestra actividad, generando una nueva modalidad, que permitió la llegada de aquellas personas que normalmente no puedan concurrir de manera física al organismo”.
“Pese a ello, es importante mencionar que también existieron desventajas, vinculadas principalmente con la falta de teléfonos celulares por parte de muchos de los denunciantes y en el caso de tenerlos, se registraron muchas fallas en la señal de internet; ello sumado a que las denuncias realizadas por llamadas telefónicas, impedían a nuestras profesionales poder observar los gestos, la forma en que la víctima se expresa; herramientas que tienen demasiada importancia y que forma parte del informe de riesgo”.
“Pese a la excepcionalidad de este año que toco atravesar, puedo hacer un balance muy positivo, en cuanto a la gestión desarrollada por el organismo, ya que nuestros integrantes pudieron organizarse rápidamente para continuar dando respuesta a las personas que lo necesitaban, sentando las bases de un nuevo sistema de trabajo que seguramente llegó para quedarse, siempre evaluando las circunstancias en las que van a ponerse en marcha, con el objetivo de ampliar el campo de acción en beneficio de las víctimas”.
Asimismo, la Dra. Hernanandez reconoció la comprometida labor de su personal, el cual demostró dedicación en sus labores y desarrolló un gran compromiso al mantenerse constantemente atentos de las llamadas de denuncias que eran realizadas, permitiendo así una atención las 24hs.
“El compromiso desarrollado por todas las áreas que nos encargamos de la atención de los casos de violencia, fue muy grande y muy importante en este año tan complejo, por eso creo importante resaltar la labor desarrollada tanto por el Juzgado de Género, el Equipo Técnico de Asistencia a la Violencia (ETAV) y por supuesto el de la OVFyM y los demás organismos jurisdiccionales que facilitaron el acceso a justicia, con el objetivo de lograr una debida atención y la progresiva eliminación del flagelo de la violencia”, finalizó la funcionaria.

Rodo Claramonte