Las federaciones que agrupan a distintas agencias de viajes se mostraron hoy preocupadas por la nueva medida de la AFIP que encareció el dólar turista, al subir la percepción a cuenta de los impuestos a las ganancias y sobre los bienes personales, que pasó del 35% al 45%.

Según las empresas, esta nueva medida tampoco resolverá el drenaje de reservas del Banco Central.

Pero, además, reclamaron que la presión fiscal que se le impone a la industria supera el 80%, ya que al impuesto país y al 45% se le deben sumar otras cargas como el impuesto de la Dirección Nacional de Turismo, tasas (municipales, aeropuertos y otras), impuesto al cheque, IVA e Ingresos Brutos.

“Es lamentable que se sigan aplicando las mismas medidas que ya está probado que no traen ninguna solución frente al desequilibrio fiscal e insolvencia del Estado. Nuevamente, nos cambian las reglas de juego, es imposible trabajar sin estabilidad, el turismo necesita planificación y reglas claras”, afirmó Gustavo Hani, presidente de la Federación Argentina de Asociaciones de empresas de viajes y turismo (Faevyt), en un comunicado.

En tanto, desde el Foro Argentino de Consultores de Viajes Empresariales (Facve) dijeron que el anuncio se suma a las medidas que vienen sufriendo como sector desde 2019, como el Impuesto País; el anticipo de ganancias; la cancelación de las cuotas para viajes al exterior con tarjetas de crédito, etcétera.

“Ninguna de ellas ha cumplido con los objetivos para las que fueron creadas y no hacen más que limitar a una industria pujante que da empleo genuino en cada rincón de Argentina”, aseguraron.

Por otro lado, aseguraron que el anuncio imprevisto y con muy poco margen de tiempo para que las empresas puedan adecuarse “pone en mayor dificultad a una industria que todavía no se ha recuperado de la enorme crisis de los últimos años” generada por el covid-19.

Por último, Facve reiteró que la cuenta “turismo” en el déficit del Banco Central es insignificante, ya que allí se contemplan todos los ítems realizados con tarjeta en moneda extranjera como comparas online.

De acuerdo con Facve, el turismo propiamente dicho, es decir, pasajes, estadías y demás, representa solo la cuarta parte.

La demanda de dólares por parte de los individuos para atender pagos de compras realizadas a proveedores del exterior con tarjetas o gastos por viajes alcanzó en mayo los US$579 millones.

A %d blogueros les gusta esto: