De acuerdo al proceso, en diciembre del 2016 estalló el escándalo. La madre de un alumno denunció al maestro de Figueroa por abuso sexual de su hija, de 19 años la cual tenia retraso madurativo, después que un médico confirmarse que se encontraba embarazada.

La suerte del maestro terminó en agosto del año 2019. Lo encontraron y detuvieron en la provincia de Córdoba, al irrumpir la policía en una vivienda mientras una veintena de sujetos jugaba a las tabas.

 A la vez, la fiscal Mussi asistió a la joven en Cámara Gessell. “Abuso sexual con acceso carnal agravado por su condición de educador” son los cargos enrostrados por la fiscal Celia Mussi en contra del maestro, quien declaró en la víspera y habría señalado que tuvo sexo “una sola vez con la adolescente y fue consentido”.

Asimismo, los expertos entrecruzaron el ADN del niño, que tiene casi cuatro años, con la información genética del maestro: las conclusiones fueron 99,9% coincidentes entre sí.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.