Sobre todo en niños, es muy importante inculcar el hábito, para que con los años lo realicen casi sin pensarlo. Como el hábito no sólo consiste en meter las manos un instante debajo del grifo, parecen innecesarios unos consejos, porque una mala higiene o incompleta no sirve de nada.

 

La conjuntivitis viral y las que se presentan de otras formas pueden prevenirse a través de acciones que se deben cumplir para resguardar el bienestar de los ojos.

Hay precauciones simples que pueden reducir significativamente el riesgo de contraer conjuntivitis, entre ellas se encuentran: el lavado de manos varias veces al día; no compartir elementos de higiene personal como paños, toallas para las manos y pañuelos; cubrirse la nariz y la boca al toser y estornudar, y evitar refregar o tocar los ojos; jamás compartir sus lentes de contacto de color o lentes para efectos especiales con amigos; lavarse las manos con frecuencia, especialmente cuando se encuentra en escuelas u otros lugares públicos; llevar siempre un desinfectante para manos y usarlo con frecuencia; limpiar con frecuencia superficies como mesadas de cocina, artefactos de baño, canillas y teléfonos compartidos, con un limpiador antiséptico apropiado; si se sufre alergias estacionales, consultar al médico qué puede hacer para minimizar los síntomas antes de que comiencen; si se usa lentes de contacto, asegurarse de que sigue los consejos del optometrista u oftalmólogo para el cuidado y recambio; utilizar correctamente las soluciones de lentes de contacto; si va a nadar, utilizar gafas de natación para proteger los ojos de bacterias u otros microorganismos que se encuentran en el agua y que pueden causar conjuntivitis; antes de ducharse o meterse en agua de cualquier tipo, quitarse los lentes de contacto para evitar retener bacterias entre sus ojos y los lentes.

A pesar de tomar estas precauciones, se puede contraer conjuntivitis. Si contrae conjuntivitis contagiosa, hay que ser considerado con los demás y tomar precauciones para evitar que se propague la infección.

CÓMO SE DEBEN LAVAR LAS MANOS

 

  • Con agua tibia, por comodidad. Para desinfectar las manos, siempre será mejor utilizar la caliente.
  • Si están sucias, con jabón, ya sea en pastilla o líquido. En sitios públicos, será mejor utilizar el líquido.
  • Para desinfectarlas, preparado hidroalcóholico(hasta que el producto se evapore).
  • Ritual que debe durar 15 segundos(para los niños, lo que se tarda en cantar ‘Cumpleaños feliz’).
  • Se secan con toalla de algodón (si se trata de un aseo privado), con papel o con secador.
  • Se debe repetir todas las veces al día que sean necesarias.
  • Para que la higiene sea apta, es muy importantefrotar la palma y entrelazar los dedos. Además, se tienen que lavar también las muñecas.
  • Si se irritan, habrá que hidratarlascon crema a continuación.

 

 

Por Mercedes