La Cámara de Diputados convirtió esta tarde en ley el proyecto que propicia un sistema de fomento para la adquisición de viviendas, con el cual se busca incorporar otro mecanismo de otorgamientos de créditos más accesibles y con menores requisitos de los que actualmente ofrece el mercado bancario.

La iniciativa -impulsada por el senador Julio Cobos- tuvo 123 votos a favor y 38 en contra, en su mayoría de legisladores del Frente para la Victoria.

El proyecto aprobado establece la creación de un instrumento de ahorro, préstamo e inversión denominado “Unidades de Vivienda” (UVI) para “captar el ahorro de personas humanas y jurídicas y destinarlo a la financiación de largo plazo de la adquisición o construcción de viviendas”.

De acuerdo a la flamante ley, el valor de una UVI está calculado en 14 pesos, y mil UVI representan el valor del metro cuadrado de vivienda.

Para atesorar una unidad de medida que mantenga su valor a lo largo del tiempo, la UVI se actualizará constantemente por la variación del costo de la construcción, de modo que no implicaría una pérdida del poder adquisitivo.

“Quien compre hoy un metro cuadrado para dejarle un futuro a sus nietos, cuando lo canjee va a recibir ese mismo metro cuadrado”, explicó el diputado cobista Luis Petri (UCR-Mendoza).

Durante el debate, diputados del oficialismo estimaron que en Argentina hay 3 millones y medio de familias con problemas habitacionales, entre 1 millón 300 mil sin vivienda y otras 2 millones 200 mil con carencias en esta materia.

El presidente de la Comisión de Finanzas de la Cámara de Diputados, Eduardo Amadeo, remarcó que “el objetivo (del proyecto) es captar el ahorro de personas físicas y jurídicas y destinarlo a la financiación a largo plazo para la construcción y adquisición de viviendas”.

El legislador macrista señaló que “los ciudadanos tienen miedo de apostar al futuro” con la construcción y adquisición de viviendas porque “si se equivocan pueden perder su patrimonio”.

En ese marco, avizoró que con la actual gestión “las condiciones macroeconómicas avanzan hacia la estabilidad, que va a dar el marco necesario para garantizar el éxito” de la ley.

“Lo que queremos a partir de este proyecto –aportó Petri- es que en lugar de que los ahorros se transformen en dólares, sirvan para financiar la construcción de viviendas”.

Ese ahorro, aclaró el radical, “no se va a desvalorizar porque se va a actualizar conforme al índice de precios de la construcción”.

El exministro de Economía Axel Kicillof criticó este método de indexación y además acusó al Gobierno de “desvirtuar el Procrear”, el plan de viviendas insignia del kirchnerismo.

En tanto, el diputado Javier David (bloque Justicialista) reclamó el tratamiento de un proyecto de ley de Procrear complementario. “Hay mucha gente esperando y merece atención urgente”, alertó.

 

 

Por Mercedes