Según un nuevo estudio británico, “los beneficios de un consumo moderado de café parecen pesar más que los riesgos”.

 

El consumo moderado de café, de unas tres tazas al día, podría tener beneficios para la salud, según un estudio publicado en la revista médica británica British Medical Journey (BMJ).

De acuerdo con esta investigación, a cargo de expertos de la Facultad de Medicina de la Universidad de Southampton, el consumo de café puede disminuir el riesgo de enfermedades hepáticas y reducir la posibilidad de tener una apoplejía.

Los investigadores analizaron 200 estudios y establecieron un vínculo entre el consumo de tres o cuatro tazas de café y una gran reducción del riesgo de padecer varias enfermedades.

El equipo determinó que beber tres tazas de café al día estaba “asociado con un mayor beneficio en términos de enfermedad cardiovascular, enfermedad coronaria y apoplejía en comparación con quienes no lo toman”. Según publican en el BMJ, el consumo moderado de esa bebida está asociado con un riesgo un 19% menor de enfermedad cardiovascular y un 16% menor de enfermedades coronarias.

Sin embargo, uno de los autores del estudio, Paul Roderick, advirtió que es demasiado pronto para poder decir si la reducción del riesgo es directamente atribuible al consumo de café. “Podrían haber afectado factores como la edad, si esas personas fumaban o no y cuánto ejercicio realizaban”, apuntó el investigador, al precisar que no hay certeza absoluta de que la razón de esta disminución de los riesgos para la salud sean únicamente por el café. “Los beneficios de un consumo moderado de café parecen pesar más que los riesgos”, añadió Roderick.

Los investigadores insistieron en que los consumidores deberían beber cafés de calidad y evitar ponerle azúcar, leche o nata.

El estudio también apoya las investigaciones que apuntan que las mujeres embarazadas deberían evitar el café. El café tiene muchos beneficios, principalmente antioxidantes que retardan el envejecimiento celular. Además, presenta un efecto estimulante que inicia tras los primeros 20 minutos de consumo.

 

Mercedes