La variante Ómicron es la que está causando gran preocupación por el mundo, debido a la su rápido contagio.

El primer caso se confirmó en Sudáfrica, y luego se comenzó a extender por diversas ciudades que están viviendo un nueva ola.

La principal característica de esta nueva variante es que tiene al menos 50 mutaciones que esto indicide en su comportamiento como en su rápido contagio o la gravedad del cuadro que genera.

Al ser una variante muy diferente a las demás claro que está en investigación, pero se ha detectado que los síntomas con las demás variante como la Delta son distintos. Entre los que llamaron la atención fue que en los jóvenes causa una intensa fatiga que puede durar hasta dos días, muchas veces acompañada con dolor de cabeza y los dolores corporales. Por el momento, esto síntomas se consideran como severos pero la investigación sobre Ómicrón sigue vigente.

Lo cierto es que la mayoría de los casos que se detectaron con esta variante son en personas que no se vacunaron.

Y claro que Ómicrón se diferencia de las otras variantes por sus síntomas, siendo que la Delta se le suma más secreción nasal y mucosidad, de la variante original o llamada británica, que genera la pérdida de olfato y gusto, que no se sufre con la nueva variante como así también la caída del oxígeno no se presenta.

La evidencia preliminar sugiere un mayor riesgo de reinfección con esta variante, en comparación con otras”, indica la OMS alertando la gran preocupación que genera debido que hay una gran cantidad de población que no quiso recibir la vacuna. La doctora Angelique Coetzee, presidenta de la Asociación Médica de Sudáfrica, indicó que por el momento los síntomas son leves pero “dentro de dos semanas podríamos tener una imagen diferente, pero por ahora así es como es”.

Por Mercedes

A %d blogueros les gusta esto: