Un total de 500 instituciones provinciales, municipales y organizaciones donde residen niñas, niños y adolescentes que no pueden vivir con sus familias ya recibieron la tarjeta AUNAR. Esta iniciativa fue lanzada a mediados de agosto a través de la SENAF y UNICEF para fortalecer las acciones de prevención ante la pandemia de COVID-19.
Desde la suscripción del acuerdo firmado entre los tres organismos, ya se repartieron más de 500 tarjetas de la iniciativa AUNAR, con el objetivo de que niñas, niños, adolescentes y personal de cuidado de instituciones provinciales, municipales y organizaciones sociales de todo el país, puedan acceder a elementos de cuidado personal, higiene y equipamiento lúdico pedagógico. La acción representa un esfuerzo conjunto del Estado nacional y UNICEF, en articulación con las autoridades provinciales para fortalecer las acciones de prevención ante la pandemia de COVID-19.
“Actualmente, en Argentina hay cerca de nueve mil niñas, niños y adolescentes que por una medida excepcional no viven con sus familias y residen transitoriamente en hogares convivenciales y otros dispositivos residenciales de cuidado alternativo. La medida también alcanza a las instituciones donde encuentran adolescentes cumpliendo una medida penal privativa de la libertad”, aseguró Mariano Luongo, Subsecretario de Derechos de la SENAF.
Las tarjetas de débito entregadas a las personas responsables de hogares y centros cerrados y cuentan con un monto precargado, que pueden usar para equipar sus espacios con elementos para limpieza -insumos de higiene y protección personal- y de recreación -artículos en casas de deportes, de computación, librerías, jugueterías-. Además, como parte del acompañamiento a estos espacios de cuidado, junto al Ministerio de Salud de la Nación y UNICEF, la SENAF produjo diversas Guías pedagógicas con pautas para la prevención del COVID-19 en estas instituciones y también recomendaciones para la recreación y contención emocional de niñas, niños y adolescentes.
En el marco del acuerdo con UNICEF, se transfirieron recursos a las 23 provincias y la Ciudad de Buenos Aires con el fin de distribuir las tarjetas AUNAR de forma equitativa a nivel federal, teniendo en cuenta las diferentes etapas del aislamiento social, preventivo y obligatorio en las distintas regiones.

Rodo Claramonte