En particular, se destaca el aporte de los investigadores de la UNIVERSIDAD NACIONAL DE SANTIAGO DEL ESTERO quienes trabajan en el proyecto “Vigilancia epidemiológica de animales domésticos de personas infectadas con SARS-CoV2 y de posibles reservorios, amplificadores y/o transmisores del virus en la fauna autóctona”.
Los aportes de investigadores de universidades públicas y del CONICET, quienes hoy ya se encuentran realizando diagnóstico del virus en muestras de animales, fueron esenciales para este trabajo.
El Dr. David Di Lullo, co-director del proyecto “Vigilancia epidemiológica de animales domésticos de personas infectadas con SARS-CoV2 y de posibles reservorios, amplificadores y/o transmisores del virus en la fauna autóctona” desarrollado por investigadores de nuestra universidad y nuestra provincia, nos cuenta en líneas generales acerca del protocolo aprobado.
La guía establece que a partir de los hallazgos producidos hasta el momento y dada la alta tasa de mutación del virus, debemos estar alertas ante la posibilidad de adaptación del virus a nuevos hospedadores y ante cambios en la competencia como reservorio de algunas especies. En ese sentido, la vigilancia animal de COVID-19 resulta relevante en términos de salud pública. A su vez, el conocimiento adquirido por las investigaciones en curso contribuirá en el diseño de políticas sanitarias.
Uno de los apartados del protocolo en mención, está destinado a las conductas que deben emplearse en el cuidado general de las mascotas en nuestras casas.
Cuidado general de las mascotas
Para cuidar la salud de las mascotas y de todas las personas durante el período de aislamiento social, preventivo y obligatorio: Es preferible que las mascotas permanezcan en la casa y, en particular, evitar los vagabundeos. Si es necesario que salgan para hacer sus necesidades, sobre todo los perros que viven en departamentos, tener en cuenta:
● La salida debe ser breve y sólo para que la mascota pueda hacer sus necesidades, no para hacer ejercicios. Recordar poner la correa y levantar las heces con una bolsa, cerrarla y tirarla en un tacho de basura.
● Mantener la distancia de al menos 2 metros con otras personas.
● Al regresar, limpiar las patas y el hocico con una toalla húmeda o papel tissue con agua y jabón blanco o bien lavarlo con alguno de estos productos. No usar alcohol puro, ni alcohol en gel, lavandina u otros desinfectantes que puedan perjudicar al animal. Aunque es preferible que los gatos no salgan del domicilio, si lo hacen, se recomienda las mismas medidas higiénicas. Después, lavar las manos con agua y jabón al menos 40 segundos.
● Limpiar los pisos de la casa con frecuencia. También se deben limpiar los platos de bebida y comida de las mascotas; el lugar donde duermen (almohadones, cucha, etc.) y sus juguetes. Luego de la limpieza, recuerda lavar las manos durante al menos 40 segundos. Si la persona está cumpliendo el periodo de cuarentena obligatorio por ser un caso sospechoso o confirmado de COVID-19, es preferible que no se ocupe de su mascota. Si vive solo con ella, extremar las medidas de higiene y limpieza como lavado de manos antes y después de tocar al animal, y limpieza en forma adecuada los utensilios de la mascota. El mismo barbijo que se usa en cercanía de otras personas, usarlo con la mascota. Recordar lavarse las manos con agua y jabón antes y después de tocar, acariciar o jugar con las mascotas.
Si la mascota es positiva a SARS-CoV-2 o está siendo estudiada, además de las medidas anteriores:
● Evitar la salida de tu mascota fuera del hogar.
● Evitar la interacción con otros animales o personas.
● Higienizar periódicamente el recinto donde viven los animales.

Rodo Claramonte