Este jueves, en juicio abreviado, Luis Avila, conocido como el “caso 41” fue condenado a tres años de prisión en suspenso.
Fue imputado por propagación culposa de enfermedad peligrosa y contagiosa, y violación al art. 205 del Código Penal, por infringir medidas dispuestas para evitar la propagación de una pandemia.
La jueza de Control y Garantías, Dra. María Pía Danielsen, homologó el acuerdo al que arribaron el fiscal Sebastián Robles y el abogado Francisco Palau, abogado defensor de Ávila.

Rodo Claramonte