El presidente Alberto Fernández anunció que Argentina y México elaborarán una vacuna para prevenir el contagio de coronavirus, que estará lista para ser utilizada en el primer semestre del 2021, con dosis que tendrán un costo de entre 3 y 4 dólares y que se distribuirán equitativamente en América Latina.

El acuerdo firmado entre la Universidad de Oxford y el laboratorio AstraZeneca para fabricar la vacuna se encuentra en la fase 3, y el Presidente destacó la “distribución equitativa” que garantiza la Fundación Slim, en una conferencia de prensa en la Quinta de Olivos, acompañado por el ministro de Salud, Ginés González García, y la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti.

Fernández aclaró que “el ciclo de la vacuna no está terminado” y que inicialmente se prevé producir 150 millones de dosis, pero planteó que “el objetivo es fabricar entre 200 y 350 millones de dosis para ser distribuidas en toda América latina, con excepción de Brasil”, que ya tiene otro acuerdo.
El Presidente advirtió que el acuerdo permitirá que Argentina tenga acceso a las dosis “entre 6 y 12 meses” antes que lo que hubiera sucedido sin esta producción.

“Esto pone a Argentina en lugar de tranquilidad”, reflexionó el jefe de Estado, en cuanto a la obtención de las dosis “en tiempo oportuno y en cantidad suficiente”.

Fernández evaluó que el acuerdo constituye una muestra “muy buena de cómo puede trabajar el sector privado y el sector público” en forma conjunta.

El Presidente destacó también que el acuerdo pone a Argentina y a México como “puntos referenciales para la producción de la vacuna” y como los Estados que pueden “traer una solución al continente”.
Antes de la conferencia de prensa, el jefe de Estado mantuvo un encuentro en la residencia de Olivos con representantes de la farmacéutica AstraZeneca y de la biotecnológica mAbxience del Grupo INSUD, quienes compartieron el reciente acuerdo firmado, cuyo objetivo es la transferencia de tecnología para la producción inicial de 150 millones de dosis de la sustancia activa de la potencial vacuna para la Covid-19.

La intención es abastecer a Argentina y a otros países de Latinoamérica a partir del primer semestre de 2021, sujeto a los resultados de los estudios Fase III y aprobaciones regulatorias, informó la Casa Rosada.

Del total de vacunas a producir, el Gobierno precisó que unas 22.400.000 de dosis serán destinadas a personal de la salud y seguridad, adultos mayores y personas en grupos de riesgo.

En el encuentro, el Presidente destacó que no se obtendrán ganancias, dado que es un proyecto “sin fines de lucro”.

Como parte del acuerdo, mAbxience fabricará la sustancia activa de la potencial vacuna en Argentina y el laboratorio mexicano Liomont completará el proceso de formulación y acabado.

Rodo Claramonte