En el cierre de la Semana del Prematuro se homenajeó a las enfermeras y enfermeros de los servicios de Neonatología de los Hospitales Regional “Ramón Carrillo” y CIS La Banda por su dedicación al cuidado del inicio de la vida de los recién nacidos.

Este año, la conmemoración está centrada en el derecho del prematuro a una atención de enfermería de calidad. El recién nacido prematuro requiere cuidados especializados, porque el nacimiento antes de tiempo lo encuentra en pleno proceso de desarrollo de sus sistemas.

La atención del recién nacido prematuro representa un enorme desafío para el equipo de salud. Son los enfermeros y las enfermeras quienes pasan la mayoría del tiempo al cuidado del paciente, y está ampliamente reconocido en la literatura científica que tanto la calidad de los cuidados que el equipo de enfermería otorga como su grado de especialización son pilares fundamentales para lograr buenos resultados.

Los hospitales Regional “Ramón Carrillo” y CIS La Banda convocaron a sus equipos de neonatología y familias de recién nacidos prematuros para el cierre de una semana que contó con una diversidad de actividades de formación, actualización científica y concientización a la comunidad.

En el Centro Integral de Salud La Banda, se presentó el nuevo Consultorio de Seguimiento del recién nacido de alto riesgo. La presentación estuvo a cargo de la Dra. Maira Mansilla, neonatóloga del Servicio del CISB. También hubo presentaciones  artísticas y recordatorios a pacientes prematuros, se entregaron reconocimientos y medallas a las Enfermeras neonatales con mayor antigüedad. Estuvieron presentes las autoridades del Centro, Dr. Cesar Monti, Dra. Liliana Garnica y Dr. Ricardo Aboslaiman.

Mientras que el Hospital Regional “Dr. Ramón Carrillo” hizo su cierre con un acto en el Servicio de Neonatología del que participaron las familias, el equipo de profesionales de servicios de Maternidad y Neonatología, del Programa CUS –SUMAR y del Programa Materno Infanto Juvenil del Ministerio de Salud. También allí, se realizó un reconocimiento a enfermeros y enfermeras con mayor antigüedad en la tarea.

 

Momentos más tarde, el hogar de Madres “Teresa de Calcuta” también fue escenario de los festejos. Allí se congregaron las voluntarias, miembros de la cooperadora del Hospital  presidida por María Nieves Pérez García,  junto a las madres que pasaron por el albergue mientras sus bebés estaban internados en la Neonatología, muchas de las cuales fueron hospedadas durante varios meses hasta que sus bebés fueron dados de alta.

Durante el acto, Meris Villafañe, jefa de enfermeras manifestó su orgullo por pertenecer a este servicio y subrayó “es una tarea que hacemos con mucho amor”.  Por su parte, la Lic. Claudia Olivera de la Maternidad reconoció que “no es fácil pero trabajamos día a día motivados por los pacientes por los que tenemos que velar”.

A su turno el Dr. Manuel Barthe, coordinador del Servicio de Neonatología,  destacó el cuidado de enfermeros y enfermeras a los recién nacidos y manifestó su alegría por “con se ha ido mejorando el cuidado y haciendo que chicos cada vez más pequeños puedan sobrevivir con menos lesiones, con mejores condiciones y con el cuidado de todo el equipo de salud que trabaja con mucha responsabilidad porque, además, pone el perfeccionamiento y la capacitación para hacer cada vez mejor las cosas.”

En tanto el Dr. Pedro Carrizo, director del Programa Materno Infanto Juvenil del Ministerio de Salud, destacó  que: “ vamos viendo que la ciencia médica avanza y la sobrevida de los prematuros extremos de entre 1000 y 1500 gramos es mayor, que da su frutos la inversión que se hizo, la capacitación del recurso humano y la incorporación de nuevas tecnologías”

 

Por Mercedes