Reconoció el modelo de inclusión social y las obras suscriptas en el Acta de Reparación Histórica que, hasta el día de la fecha, permitieron cambiar la fisonomía de una provincia que plantea nuevos retos.

Un día como hoy, en el año 2005 asumía como gobernador de la provincia el Dr. Gerardo Zamora, lo que permite recordar algunas obras de gestión relevantes para el crecimiento de Santiago del Estero.

Desde aquel año hasta esta fecha, la fisonomía de la provincia se fue transformando de manera brusca a partir de una fuerte intervención urbanística, impulsada por la obra pública que vino a cubrir necesidades en servicios que brinda el Estado, como educación, salud, seguridad, viviendas, pero también en otras áreas como los espacios verdes y el ámbito de la cultura y el deporte.

Estas obras fueron gestionadas y realizadas durante ese tiempo por el gobierno de la provincia.

Desde hace una década, la provincia está embarcada en un proceso de modernización arquitectónica y urbanística como ícono del desarrollo que viene experimentando en los últimos años, y que se contrapone con su rico legado histórico que mantiene vigente y que se refleja en sus edificios coloniales.

Un modelo de gestión

En relación al aniversario de la llegada de Zamora al poder, el vicegobernador de la provincia, José Emilio Neder, compartió unas palabras de recordación de esta fecha, a la que calificó de relevante para la historia política de Santiago del Estero.

“A 10 años del inicio de la gestión del entonces gobernador Gerardo Zamora, lo primero y lo más importante que quiero señalar a manera de balance, es que ha sido una década ganada para Santiago del Estero”, sostuvo.

A esta definición, la tradujo concretamente, “en mayor infraestructura, oportunidades, posibilidades y en definitiva mejor calidad de vida para los habitantes de este suelo a lo largo y a lo ancho de su vasta extensión”.

Al rememorar la llegada del Frente Cívico al Poder Ejecutivo, señaló: “me tocó acompañar a mi amigo Gerardo en un momento crucial de la historia provincial, cuando los santiagueños estábamos dejando atrás la segunda intervención federal en diez años. Entendimos que debíamos unirnos y plantear, aun convergiendo desde múltiples diversidades, un eje central que tuviera como única prioridad los intereses y el desarrollo de Santiago del Estero por encima de cualquier otra cuestión subalterna”, remarcó.

Ahondó: “Por una vez los astros se alinearon a favor de esta provincia, tantas veces excluida desde el dominio centralista del puerto. Habitaba la Casa Rosada en ese 2005 un hombre como Néstor Kirchner, comprometido y consustanciado con un modelo de país federal, determinado a prestar atención a las necesidades del interior profundo. Por eso mismo, tardó sólo 5 minutos en ponerse de acuerdo con el gobernador Zamora, surgiendo el Acta de Reparación Histórica y todo lo que vino después, profundizado actualmente por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner junto a la gobernadora Claudia Zamora”, rememoró Neder.

Como todo inicio de un trabajo que implica la elaboración de proyectos de trabajos a encararse para beneficio de toda la provincia, el vicegobernador sostuvo: “Nos tocó superar escollos y sortear coyunturas de toda índole. Pero aquí estamos, dispuestos a seguir este camino emprendido donde la realidad de los hechos marca, a las claras, que hay un antes y un después de aquel encuentro, donde juntos soñábamos muchas noches con lograr estos objetivos”, indicó.

En su relato, Neder hizo un alto para destacar un aspecto fundamental, al puntualizar: “Hemos contado con el acompañamiento de la dirigencia política del peronismo y de la CGT organizada y unificada -reconoció-, que estuvieron a la altura de la responsabilidad histórica que el contexto demandaba, lo cual nos permitió confluir en un proyecto superador, con la paz social garantizada para llevarlo a cabo. Ojalá ese siga siendo siempre el camino, porque la provincia ha crecido y todos los indicadores socioeconómicos dan cuenta de que estamos bastante mejor que hace 10 años atrás”, comentó.

Sobre el presente, el vicemandatario remarcó: “En un año electoral como este 2015, debemos estar bien atentos. Cuidemos lo que tanto esfuerzo nos costó conseguir. La inclusión social y el federalismo no son meras declamaciones discursivas, sino ideales que deben llevarse a la práctica con fuerte decisión política por parte de quienes los promueven. Eso mismo que hicieron Néstor Kirchner y Gerardo Zamora, cuando coincidieron y se pusieron a gestionar codo a codo, para que ésta fuera una década ganada”, concluyó.

Mercedes