Se fortalecen los derechos de los niños y niñas nacidos prematuros en la provincia.

A partir del trabajo de la Provincia en mejorar el cuidado de los bebés que nacen prematuramente -a través de infraestructura, tecnología y asistencia médica- en 5 años se logró revertir la estadística de morbimortalidad de los niños y niñas que tienen entre 1000 y 1500 gramos.

Con un encuentro de intercambio de los equipos de salud en la Casa de la História y la Cultura del Bicentenario, dio inicio la Semana del Prematuro, que este año está centrada en el derecho de los niños y niñas prematuros a una atención de enfermería de calidad. Coordinaron la jornada el director de Maternidad e Infancia, Dr. Pedro Carrizo, el Dr. José Chara, jefe de Servicio de Neonatología del Hospital Regional “Ramón Carrillo” y el Dr. José Sarnosky, jefe de Neonatología del CISB de la que participaron también, la directora de APS, Dra. Teresita Santillán y el director médico del CePSI, Dr. Leandro Gamba; de la Maternidad y NEO del CISB, Dr. Ricardo Aboslaiman y de Pediatría y Redes del CISB, Dra. Liliana Garnica.

“Hace 5 años hablábamos de un bebé de entre 1000 y 1500 gramos con una mortalidad cercana al 80 por ciento y hoy hablamos de una sobrevida cercana al 80 por ciento. Influyó el compromiso de la provincia, sobre todo, en tener un servicio de alta complejidad para la atención de estos bebés prematuros”, explicó Chara refiriéndose al avance que implicó contar con los nuevos servicios de Neonatología.

“Hay que destacar el cambio que ha tenido la provincia en cuanto a la infraestructura para atender a estos pacientes, que inclusive se demuestra en la sobrevida de los bebés prematuros”, subrayó.

Por su parte, Dr. José Sarnosky habló del cuidado del embarazo y destacó la importancia de la atención primaria y de que la mujer embarazada reciba sus controles prenatales. “Con un buen control prenatal, se puede, en muchos casos, anticipar muchas cosas de un bebé prematuro, como la maduración pulmonar y otras y, obviamente, tratar de que esos bebés estén la mayor cantidad de días dentro de la panza de la mamá que es la mejor incubadora”.

En cuanto a las actividades que se desarrollarán, el Dr. Pedro Carrizo explicó que “Cada año tiene su impronta porque hay un decálogo del cuidado del prematuro que habla de sus derechos. Este año, el derecho N° 4 que dice que todo prematuro tiene derecho al acceso a una enfermería de calidad. Entonces, cada servicio ha preparado sus actividades orientadas a la capacitación teórico práctica del personal de enfermería”.

Por Mercedes