En el marco de las políticas de preservación del ambiente impulsadas en la ciudad Capital, se realizó el envío del primer equipo de neumáticos fuera de uso para ser integrados al proceso de fabricación de cemento.
Con esta iniciativa, se confiere una solución definitiva y ambientalmente segura para la disposición final de los neumáticos, ya que la parte mineral de los residuos sustituye a los materiales minerales primarios (como la piedra caliza, la arcilla o el hierro) y la parte combustible proporciona la energía necesaria para la producción de clinker.
Como resultado, el 100% de los residuos se reciclan o recuperan sin producir ningún residuo adicional. La tecnología utilizada también asegura la destrucción de los componentes tóxicos.
Cabe destacar que estos residuos demoran 600 años en biodegradarse, y que 9 de cada 10 neumáticos terminan en basurales a cielo abierto o son incinerados liberando sustancias nocivas al ambiente, a la vez que permiten la proliferación de vectores transmisores de enfermedades.
Por tal motivo, la municipalidad impulsa este tipo de prácticas sustentables a las cuales pueden adherirse empresas distribuidoras y comercios del rubro, llamando al 4229805; o enviando un correo electrónico a subsecoordiancion@santiagociudad.gov.ar

Rodo Claramonte