Se trata de la iniciativa del Círculo Odontológico, en el marco del torneo de Rugby Infantil “David Werenitzky”. “Protege tu sonrisa, cuida tus dientes”, sobre el uso del protector bucal personalizado, que brinda mayores beneficios que los estándares que se compran en cualquier casa de deporte.

Se necesita solo un segundo para que un mal golpe con un rival o una mala caída contra el suelo terminen en la pérdida de un diente u otro tipo de contusión. Por eso, en el marco del inicio del Torneo de Rugby Infantil “David Werenitzky”, y en virtud de la creciente práctica de distintos deportes, el Círculo Odontológico Santiagueño lanzó la campaña de concientización “Protege tu sonrisa, cuida tus dientes”, sobre el uso del protector bucal personalizado, que brinda mayores beneficios que los estándares que se compran en cualquier casa de deporte.

La iniciativa surgió a raíz de la inquietud de uno de los socios, el odontólogo, Witold Gorkiewicz, quien además es coordinador de las divisiones infantiles de rugby del Santiago Lawn Tennis Club; y de los buenos resultados obtenidos por el Colegio de Otongólogos de Córdoba, presidido por el Dr. José Ermoli, durante una campaña de características similares, según lo señaló el Secretario de Prensa del COS, Javier Ossola.

¿Qué diferencia hay entre un protector bucal estándar y uno personalizado?

La respuesta la acercó el Dr. Ignacio Catella, presidente del Círculo Odontológico, quien aclaró que “el protector bucal que se compra en las casas de deportes es incómodo, genera mucha saliva en la boca y no brinda la protección adecuada”.

Por esa razón, remarcó la necesidad de optar por un protector bucal personalizado, el cual es confeccionado por un odontólogo. “Es más cómodo para la salud, se adapta totalmente al diente, produce una mayor capacidad aeróbica, ya que mejora el pasaje del aire; tiene mucha durabilidad, es decir que con se desgasta con la masticación, y sobre todo absorbe y distribuye los golpes que recibe el chico, evitando lesiones tanto en los dientes como en la articulación de la mandíbula”, enfatizó.

Y agregó: “Hay estudios científicos que demuestran que en caso de contusiones cerebrales, que se dan en las prácticas de deportes de alto impacto como el rugby, el uso de un protector bucal personalizado disminuye mucho más el riesgo de estas contusiones en comparación con la seguridad que brinda un protector bucal estándar”.

Para ampliar el impacto de concientización que ya vienen llevando adelante los referentes de las distintas disciplinas deportivas, un grupo de odontólogos, pertenecientes al Círculo Odontológico, visitará el sábado 26, a las 11, las instalaciones del Lawn Tennis para entregar protectores bucales personalizados a una cantidad de niños, que conforman un muestreo, pertenecientes a dos de los equipos que participarán del Torneo Wereniztky.

“En estos días previos hemos convocado a un grupo de niños del Lawn Tennis y de Old Lions a los consultorios para tomarles las impresiones de sus dientes y poder confeccionarles el protector bucal que se les entregará en el marco de la campaña de concientización”, remarcó el Dr. Ossola.

Por su parte, el presidente de la subcomisión de rugby del Lawn Tennis, Adrián Alvarado, se mostró feliz con la iniciativa del Círculo Odontológico que, según señaló, “viene a reforzar de manera profesional la concientización que hacemos en las prácticas, tanto con los jóvenes y adolescentes, como con los padres de los más pequeños. Todos saben que el protector es obligatorio para el juego. De otro modo, el entrenador les prohíbe participar de la práctica”.

Si bien la lesión más frecuente es la pérdida de la pieza dentaria, por el uso de un protector bucal inadecuado o la ausencia de éste, también se dan situaciones más complejas como la fractura del maxilar, aunque en menor medida.

De acuerdo con lo que expuso el Dr. Catella, las lesiones se dan tanto en el rugby como en otros deportes de alto contacto, como el hockey. “Los pelotazos, los bochazos o los palazos son moneda corriente. Por eso, es conveniente usar un protector bucal a medida para evitar las lesiones graves”, reforzó.

Los odontólogos del COS entregarán también folletería y brindarán información directa a deportistas y entrenadores. Sólo en el Lawn Tennis hay cerca de 300 chicos de entre 5 y 14 años que practican rugby, según Alvarado, quien coincidió con el Dr. Catella en que ha crecido la población que se dedica al deporte, descontando el fútbol y el básquet que siempre ven incrementar sus estadísticas.

 

Mercedes