El Banco Santiago del Estero les recuerda a sus usuarios tener cuidados a la hora de que extraños les pregunten por sus claves o cuentas bancarias, ya que se podría estar frente a un intento de estafa, por lo que recomienda estar atentos ante ciertas señales de este tipo de maniobras delictivas.
El BSE, o instituciones como ANSES o PAMI, no toman contacto con los usuarios o beneficiarios para solicitarles datos personales como claves o cuentas bancarias, tampoco se ofrece o se comunica que fueron elegidos para recibir un beneficio a través de llamados telefónicos.
Es de público conocimiento que ocurrieron fraudes a través de perfiles falsos en las redes sociales y otros por llamados en los que los delincuentes se hacen pasar por empleados de ANSES, del Ministerio de Desarrollo Social u otros organismos públicos con la excusa del cobro del IFE, por ejemplo.
Estos fraudes y estafas afectan a personas en todo el país, por lo que las entidades agrupadas en diferentes cámaras y asociaciones como la Asociación de Bancos de la Argentina (ABA), la Asociación de Bancos Públicos y Privados de la Argentina (ABAPPRA), la Asociación de la Banca Especializada (ABE), la Asociación de Bancos Argentinos (ADEBA), brindan recomendaciones similares a los clientes sobre seguridad.
De esta manera los bancos buscan advertir a la sociedad ante nuevas modalidades delictivas.
Por eso se recomienda a toda la población: no compartir claves ni datos personales y entrar en contacto únicamente a través de los canales oficiales (@bse_sde) de atención de los bancos.
Los estafadores se las ingenian para que las víctimas les brinden sus datos de acceso o recupero de clave. Así logran acceder al homebanking y se transfieren el dinero de las cuentas.
El BSE recuerda tener en cuenta que ningún empleado de la institución puede solicitar:
– Nombre de usuario.
– Contraseña de homebanking o cajero automático.
– Número de token de seguridad.
– Transferencias de efectivo a cambio de un beneficio.
Su banco nunca solicitará por mails, SMS, Whatsapp, teléfono o por redes sociales:
– Claves bancarias.
– Número de tarjeta de crédito.
– Token de seguridad.
– Tarjeta de coordenadas.
– Número de cuenta bancaria CBU o Alias.
No comparta nunca su nombre de usuario, clave o número de token. No importa el motivo que le argumenten.
No acceda a las páginas de los bancos por buscadores de internet.
Si el mensaje que recibe por redes sociales, teléfono o correo electrónico le genera dudas, no responda por ese medio.
Los bancos y las cámaras que los representan, consideran fundamental que todos los usuarios sigan estas recomendaciones para mejorar la seguridad y así evitar estafas, a la vez que agradecen la difusión de estos mensajes.


Rodo Claramonte

Deja una respuesta