El gobernador de la Provincia, Gerardo Zamora, puso énfasis en el incumplimiento a los protocolos y que los contagios se dieron en el marco de las reuniones sociales, las cuales estaban prohibidas en Santiago del Estero, a lo que se sumó luego la prohibición por un DNU, de las reuniones familiares, salvo los convivientes.
“Ninguno se contagió trabajando, todos se contagiaron por actividades no permitidas, reuniones sociales y cumpleaños”, se quejó.
Entre los perjuicios, indicó que se tuvo que retrasar el inicio de clases, el cual estaba previsto para el 18 de agosto.
“Es una lástima porque la provincia estaba con una actividad bastante importante. Estábamos por empezar las clases y teníamos desde hace casi 2 meses, casi todas las actividades autorizadas”, señaló y enfatizó: “Ninguno se contagió trabajando, todo fue por actividades no permitidas como reuniones sociales, cenas, cumpleaños, actividades que no están permitidas”.
“Tengo fe de que en los próximos 10 días podamos bajar el nivel de contagios, o tendremos que ir directamente a fase 1. Vamos a tomar las medidas más duras que tengamos que tomar, ojalá podamos evitar esa situación”, señaló en tono grave.
“A nosotros nos duele mucho porque se hizo un gran esfuerzo para que el virus no circulara. Muchas provincias somos criticadas por lo exigente para ingresar, por aplicar un protocolo de 14 días de cuarentena al que regresa. Tenemos entre 1.000 y 1.500 personas en centros de aislamiento que regresan a la provincia. Este caso nos cayó de sorpresa”, cerró.
Criticó a los médicos que no activaron el protocolo
El mandatario reiteró que el “caso 41”, disparador de los contagios en barrios de Capital y La Banda, era una persona que se paseaba de asado en asado, contagiando. Además, cuestionó a los médicos que vieron a esta paciente y no activaron el protocolo a pesar de que presentaba síntomas de coronavirus.
Sobre el “caso 41” señaló: “No se privó de nada pese a que las reuniones sociales estaban prohibidas, pese a que tenía todos los síntomas. A partir de allí, contagió a 16 personas de su familia. Es un tema que está en la Justicia. Es todo lo que no se debe hacer en esta pandemia, hasta los médicos que lo atendieron y le dieron un paracetamol”, cuestionó.

Rodo Claramonte