Durante esta semana, tal como lo instruyó la gobernadora Claudia de Zamora y con la presencia del ministro Luis Martínez en la zona, se realizaron operativos sanitarios integrales en las localidades de Punta Corral y Toropan con el móvil sanitario.

 

En esa zona afectada por las crecidas del Depto Avellaneda, los equipos sanitarios trabajaron arduamente para asistir y acompañar a las familias. El operativo integral incluyó a médicos, odontólogo, enfermeros y agentes sanitarios que atendieron a más de un centenar de personas que están sufriendo las consecuencias de las inundaciones. Se entregaron medicamentos y se colocaron diversas vacunas para proteger a las familias. Además, junto al personal de la Posta de Lugones se asistió a la comunidad de Punta Pozo que está pasando por la misma situación.

El ministro Luis Martínez estuvo acompañado por los directores de Salud Comunitaria, Ramiro Banco; USM, José Alsogaray; Epidemiología Gisela Bezzi; el subsecretario de Defensa Civil, Mario Guzmán y comisionados del lugar con quienes hizo un recorrido dialogando y brindando tranquilidad a las familias en esta contingencia. En este sentido, remarcó que todo el gobierno provincial está comprometido en acompañarlas con lo necesario para recuperar las pérdidas y proteger su salud. “Todos los equipos de salud están cerca de la gente abocados a velar por el buen estado general de las familias afectadas por las crecidas, evaluando y monitoreando de forma permanente”, expresó y agregó que “la situación sanitaria está controlada y bajo la vigilancia epidemiológica de los equipos para evitar que se produzcan de las patologías que habitualmente se dan en estos casos como gastroenteritis, problemas respiratorios, etc”.

Durante el operativo, el ministro de Salud recibió la vacuna antrigipal y, cómo todos los años, recordó la importancia de que todas las embarazadas y el personal de salud se vacune en esta etapa.

 

Hasta el momento se distribuyeron más de 40.000 dosis de vacuna para adultos en los centros de salud de toda la provincia y, en las últimas dos semanas, se vacunaron menos del 10% de las embarazadas. “Es indispensable que las embarazadas se vacunen antes de la llegada del invierno ya que. Está comprobado que son especialmente vulnerables a las complicaciones y a las infecciones por gripe. Además, la vacuna antigripal en la embarazada protege también al recién nacido”, expresó Martínez. “No esperemos a que se produzcan casos graves  para generar una alerta y vacunarnos. Los grupos de riesgo deben vacunarse ahora y la vacuna está disponible”, remarcó. Así también, instó al personal de salud que se vacune porque está al cuidado de quienes están enfermos

 

Está semana, la provincia estará recibiendo una partida de vacunas antigripales pediátricas para inmunizar a los bebés de entre 6 meses y dos años y se continúa con la vacunación de los grupos de riesgo como los adultos mayores de 65 años y las personas de 2 a 64 años con enfermedades crónicas. Estos últimos con indicación médica.

 

Por Mercedes