El establecimiento de cupos, -señalan-, lleva a la escasez del producto. Es a pocos días del inicio de tareas para la próxima siembra

Mientras desde la Federación de Acopiadores de granos a nivel nacional alertaron por la restricción existente en la actualidad en la provisión de gasoil para el sector agropecuario a pocos días de iniciar la siembra de la campaña 2018/19, a nivel local desde la Cámara de Expendedores (Cepase) confirmaron que “hay problemas de abastecimiento, de logística y de provisión por la instalación de cupos a las expendedoras’.

El presidente de la Federación de Acopiadores Fernando Rivara sostuvo en diálogo con  este medio que envió una nota a las autoridades del Ministerio de Energía, “manifestando la preocupación ante la restricción que actualmente sufre la provisión de gasoil a las distintas expendedoras de todo el país”. La Federación representa a las empresas acopiadoras, a través de las cuales se comercializa el 50% de la producción de granos.

“Nuestros asociados -indicó- nos informan que, estando cercanos al comienzo de la preparación del suelo para la siembra de maíz y soja, se encuentran con un panorama de escasez de combustible que los llena de preocupación”.

A su turno, el titular de la Cámara de Expendedores local Pedro Llorvandi, indicó que “la problemática del combustible está dada en que excepto YPF, todas las demás petroleras cerraron los canales mayoristas e impacta en el mercado a quienes compran por volumen como el chacarero, la industria o las constructoras”. Añadió que “al cerrarse la venta de mayoristas, entonces toda esta demanda se vuelca a los surtidores minoristas, lo que no sería problema si las estaciones estuvieran siendo abastecidas en forma ilimitada o sin problema por las petroleras, pero, actualmente tenemos cupo de ventas”.

Puntualizó que este cupo, “se ha fijado en función de la venta del último trimestre. Si una estación de servicio tenía adjudicado un promedio de 400 mil litros, se ha dividido ese promedio en 4 semanas, no puede sacar nada más con lo cual si la demanda mayorista se vuelca a los minoristas va a dejar en 15 a 20 días desabastecidas a las expendedoras”. Agregó que “en el gasoil, la realidad es que hay problemas de abastecimiento, provisión y de cupos en la provincia”.

 

 

Por Mercedes