El presidente se encuentra recluido en la residencia tras dar positiva una mujer integrante del servicio de mozos de presidencia.

Alberto Fernández permanecerá aislado durante tres días en la Quinta de Olivos, debido a que una moza que trabaja allí contrajo coronavirus y, según trascendió, es quien le sirve el desayuno.

Si bien las nuevas medidas indican que los contactos estrechos con esquema de vacunación completo, no deben aislarse, los médicos del jefe de Estado tomaron la decisión de que se mantenga en la residencia presidencial por tres días, por precaución.

En ese sentido no podrá asistir al encuentro que tenía previsto para este jueves junto al ministro de Educación, Jaime Perczyk y el resto de su agenda será reorganizada.

Por Mercedes

A %d blogueros les gusta esto: