El legislador destacó la figura del presidente provisional del Senado y destacó la vigencia de la Concertación. Aseguró que no habrá “fin de ciclo”.

La gran incógnita por develar en el Frente para la Victoria, una vez que ha quedado resuelto que Daniel Scioli y Florencio Randazzo serán los precandidatos presidenciales para las Paso, es el nombre del compañero de fórmula del gobernador de Buenos Aires y el del ministro de Interior y Transporte.

En ambos casos, en las altas esferas del oficialismo y que fueron reflejadas en los grandes medios nacionales, circulan versiones que mencionan a Gerardo Zamora, el ex gobernador de Santiago del Estero y actual presidente provisional del Senado, como posible vice de ambos.

El senador del FpV y ex jefe de Gabinete de la Nación, Juan Manuel Abal Medina, remarcó que Zamora es un “importante dirigente de nuestro espacio” y que está “capacitado para ocupar la vicepresidencia”.

“Tiempo al tiempo”, había señalado Randazzo en su reciente visita a Santiago cuando se le consultó sobre esta posibilidad, rescatando que sería Cristina Kirchner quien decidirá a su compañero de fórmula, pero al mismo tiempo, elogió a Zamora como dirigente y hombre que acompañó el proyecto de gobierno que inició Néstor Kirchner y su idea de la Concertación Plural.

Además, para el próximo viernes 29, se espera la presencia de Daniel Scioli, para acompañar a la gobernadora Claudia Zamora y al senador Zamora, en la apertura oficial de la temporada en Las Termas.

Se habla de Zamora como posible acompañante en la fórmula tanto de Randazzo como de Scioli. ¿Qué puede decir al respecto?
Gerardo es uno de los principales dirigentes de nuestro espacio político; lo que ha hecho no solamente en la provincia de Santiago sino el trabajo en conjunto con Nación, muestra que lo de Cobos fue un pequeño lapsus, y cómo puede haber realmente dirigentes radicales de fuste que siguen reivindicando a Alem, a Yrigoyen, a Alfonsín, y que no se fueron con los cantos de sirena de Mauricio Macri.

Es un dirigente muy importante para nosotros y justamente la Presidenta lo ha puesto nada más y nada menos que como presidente provisional del cuerpo del que formo parte. Obviamente es un dirigente que está capacitado para ocupar ese lugar.


Fortaleza del oficialismo

Abal Medina puso de relieve que el Frente para la Victoria está “demostrando una vitalidad y una contundencia muy clara y muy fuerte” para enfrentar las elecciones presidenciales.

“El llamado a la humildad que hizo la Presidenta, tiene que ver con mostrar la vitalidad de esta fuerza, en la cantidad de candidatos que teníamos de precandidatos: cinco a la Presidencia y 10 a la Gobernación bonaerense. Mientras que otras fuerzas sacan candidatos de la galera, los inventan, el caso nuestro es todo lo contrario, nos sobraban”, rescató.

“Por eso -ahondó-, la Presidenta para organizarnos un poco mejor y que sea más simple la elección de estas Paso, recomendó esta reducción que nos permite tener dos grandes candidatos como Daniel Scioli y Florencio Randazzo, ambos muy buenos compañeros, probados en la gestión, con experiencia política, que han demostrado que no van a llegar a la Presidencia a aprender como en el caso de Macri”.

-¿Con cuál se identifica más, Scioli o Randazzo?
Sinceramente tengo muy buena relación con ambos, como funcionario primero y después como jefe de Gabinete, trabajé en conjunto con Florencio como ministro de Interior y Transporte; y con Daniel como gobernador, y la verdad para mí son dos muy buenos candidatos. Cada uno tiene su perfil y su impronta y su matiz distinto, pero claramente representan la vitalidad de este proyecto.

Meses atrás, en la oposición hablaban de fin de ciclo, y hoy muchos dicen que hay que unirse o gana el kirchnerismo en primera vuelta.

¿En el oficialismo lo ven así?
Ellos mismos lo reconocen porque lo que hemos hecho en la Argentina ha sido muy claro y muy contundente y cada vez que hay una elección presidencial la gente en definitiva, se pone a pensar lo central. Siempre digo lo mismo, que a nosotros nos cuestan mucho las elecciones legislativas porque la gente entiende que no se juega nada, los cargos de diputados, los senadores, es como que se lo toma con liviandad.

Se vota a uno porque es más simpático, o porque tiene enojo con otro, pero cuando se tiene que votar por intendente, por gobernador y ni hablar por la Presidencia, la gente se toma mucho más en serio la tarea de pensar en quién va a manejar la Argentina. Creo que en ese caso, la gente elige masivamente por mantener un rumbo que viene transformando a la Argentina.

Mercedes