“Administración fraudulenta” es la acusación que recibió “La Unión Cooperativa de Trabajo y Transporte” por parte de 42 socios que concretaron la denuncia de forma penal atribuyendo irregularidades en el cierre del balance del año pasado.

Estiman que el escrito en el cual se detallan las acusaciones llegue en los próximos días a la División de Delitos Económicos para seguir con el curso de la investigación.

La denuncia apunta más precisamente al presidente, secretario, tesorero y contador auditor “y/o quienes resultaren coautores, partícipes, cómplices o encubridores, en razón de una consecución de hechos que pasamos a exponer…”, expresa el texto que cuenta con el aval del Dr. Guillermo Ruiz Alvelda y que será derivado a la División de Delitos Económicos para dar curso a la investigación correspondiente.

Cabe mencionar que 42 socios ya habían solicitado en febrero de este año la renuncia al presidente de dicha entidad.

Una de las acusaciones que se contemplan en lo especificado por los denunciantes, indica que los mismos, “nunca pudimos acceder a la base de datos de los registros contables de nuestra cooperativa” desconociendo el estado legal y contable de dicha organización.

A su vez agregaron: “…de la comparación de los estados contables surgen diferencias exclusivamente en el rubro Ingresos, modificando los importes en las Cuentas: A) Línea Santiago-Loreto-Brea Pozo; B) Turismo Estudiantil y C) agregando una nueva cuenta: ‘Intereses Plazos Fijos’. El monto de la diferencia asciende a $ 24.274.957,22”.

Reprocharon también que en la cuenta Bienes de Uso, “un incremento de $30.000.000, el cual no se encuentra reflejado en el anexo. ¿Cómo se realizó si no se justifica en el pasivo, ahorros ni flujos de efectivo? En el comparativo no se justifica el gasto de cámaras cubiertas, así como tampoco del combustible, ya que según el informe del auditor, no tuvo el mismo uso que el año anterior, viáticos de movilidad, monto similares. Imposible de justificar si el trabajo fue totalmente diferente”.

Por Mercedes