Neder acompañó a Rubén Marín en el homenaje del Senado de la Nación

El dirigente pampeano, cuatro veces gobernador de su provincia, recibió este martes la mención de honor «Senador Domingo Faustino Sarmiento».

El Senado de la Nación Argentina entregó este martes la mención de honor «Senador Domingo Faustino Sarmiento» al político pampeano, ex gobernador, senador nacional (M.C) y presidente del Partido Justicialista de la provincia de La Pampa, Dr. Rubén Hugo Marín.

La ceremonia se llevó a cabo en un colmado Salón de los Pasos Perdidos del palacio legislativo nacional, con la presencia de referentes políticos como el presidente del PJ nacional, José Luis Gioja; el titular del Congreso Nacional partidario, Gildo Insfrán; además del actual vicegobernador de la provincia y senador nacional electo, José Emilio Neder; entre otras autoridades, legisladores, invitados especiales y familiares.

La Mención de Honor «Senador Domingo Faustino Sarmiento» constituye el reconocimiento del Honorable Senado de la Nación a personas físicas o jurídicas del quehacer cultural, deportivo, profesional y académico, por su obra emprendedora destinada a mejorar la calidad de vida de sus semejantes, de las instituciones y de sus comunidades. En esta oportunidad el reconocimiento se realizó a la figura de Marín, quien a los 85 años se mantiene vigente como un hombre de referencia en el peronismo pampeano.

Quien fuera cuatro veces gobernador, senador nacional, actual presidente del PJ de su provincia y también uno de los protagonistas –desde su rol como miembro de la Comisión de Acción Política- de la unidad del Justicialismo en el orden nacional plasmada en el Frente de Todos, recibió el galardón en un clima de emotividad y afecto.

Al hacer uso de la palabra durante el acto, José Luis Gioja definió a Marín como “un político de palabra, un hombre de bien que supo honrar el compromiso de servicio asumido ante su pueblo, un cabal referente de la doctrina peronista que transitó su vida siempre guiado por valores humanísticos y de justicia social”.

Finalmente Rubén Marín, ovacionado de pie por todo el auditorio, recordó sus orígenes humildes cuando en la pequeña localidad pampeana Trenel “acompañaba a mi padre hombreando bolsas arriba de un camión. Soy abogado porque el gobierno peronista de aquel entonces me otorgó una beca para poder ir a estudiar a La Plata, sino hubiera sido imposible por cuestiones económicas, y eso marcó para siempre mi vida”, dijo.

También reconoció “a dos grandes hombres, uno del radicalismo como Raúl Alfonsín y otro del peronismo como Antonio Cafiero, que fueron artífices de la restauración y consolidación democrática que se dio en nuestro país, donde hoy veo a los jóvenes participar y expresarse en total libertad sin tener que atravesar las vicisitudes de nuestra generación, lo cual me reconforta”.

“Se habla mucho de la tan mentada grieta –continuó Marín- y se hace poco para cerrarla, sobre todo en los grandes núcleos urbanos que es donde se pulsea muy intensamente todo el tiempo, porque en las pequeñas provincias como la nuestra, donde nos cruzamos en cada esquina y nos saludamos en algún bar, generalmente las diferencias se apaciguan a los pocos días de terminada la elección. Los argentinos tenemos que mirar hacia adelante acompañando y apoyando al presidente electo Alberto Fernández”, señaló.

Añadir a favoritos el permalink.

Deja un comentario